El Concejo se renovó y se prepara para un año intenso


El Concejo Municipal terminó un año agitado, estrenó un renovado edificio con la puesta en valor del Palacio Vasallo, la tradicional casona de Córdoba y Primero de Mayo, tiene flamante presidente, Alejandro Rosselló del bloque PRO, la principal fuerza política en el legislativo local y despidió a dos figuras con más de dos décadas como ediles, Jorge Boasso y Daniela León dejaron sus bancas. Sesionará desde febrero.

Las últimas elecciones legislativas en la ciudad trajeron novedades, terminaron con la preponderancia del Frente Progresista, consolidaron al PRO como primera fuerza opositora y pusieron nuevamente al peronismo en carrera para la renovación en el Palacio de los Leones.

Sin dudas las elecciones de renovación de concejales marcaron la grilla política para el 2019. El que mejor salió parado sin dudas fue Roy López Molina, que no solo le ganó ajustadamente la primaria a Anita Martínez, sinó que después consiguió una aplastante victoria en las generales, que le permitió al PRO tener un superbloque de 9 ediles, que muchos apostaron que se fragmentaría, pero al menos hasta el momento se mantiene unido.

Por el lado del socialismo, quedó muy lejos el momento de la mayoría automática, fue mermando votos con el correr del tiempo, sus votantes del centro, su principal sostén se volcaron por otras opciones y el PRO tuvo mucho que ver en su decadencia, a pesar de sus presuntas distancias ideológicas, fueron buenos amigos, votaron juntos la mayoría de los grandes temas de la ciudad en los últimos años y hoy varios se preguntan si no fue ese el "abrazo de oso".

El peronismo ahí anda, al menos en esta elección logró consolidarse como segunda fuerza, puesto que había perdido en manos de la incipiente Ciudad Futura, que sin Monteverde a la cabeza no pudo repetir la performance del 2015.  El PJ sacó lo de siempre, unos cien mil votos, su piso histórico, al que suele no llegar cuando el candidato no es de paladar justicialista puro o sus históricas divisiones internas lo consumen en si mismo.

El Concejo quedó conformado por tres interbloques mayoritarios, el del PRO compuesto por 9 integrantes, el PJ y el del Frente Progresista con siete y la izquierda con cinco, con cuatro ediles de Ciudad Futura y Celeste Lepratti, la integrante del Frente Social y Popular.

Ya no discutirá boleto, facultad que el Ejecutivo se reservó para sí, y que tendrá actualización trimestral, tampoco transporte, cuyo nuevo sistema comenzará en los primeros meses de 2108, disposición final de residuos y estacionamiento medido, votados en el segundo semestre del año que se va, junto al presupuesto.

Así, con los grandes temas aprobados, quedándole seguramente parea las primeras sesiones ordinarias las habituales actualizaciones tarifarias de remises y taxis, y no siendo un año electoral, el Concejo tendrá la gran oportunidad de discutir temas pendientes, como la noche rosarina, el uso de agroquímicos, las alturas establecidas por código urbano, la utilización de videocámaras para el labrado de actas de infracción y otros pendientes de tratamiento.

Sin dudas será una sala de ensayo para lo que vendrá, como no pasaba desde hace rato, quizás el próximo intendente de la ciuda esté sentado en una banca, deberá aprovechar el espacio ganado para ser competitivo en 2019. Sin dudas mucho dependerá de la suerte del Gobierno nacional, que se impuso con comodidad en las legislativas nacionales, pero cedió terreno a una oposición fragmentada, que se dio cuenta sobre final de año que unida puede enfrentarlo con alguna chance cierta.
          





Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF