No encontraron rastros de pólvora en el cuerpo de Nahuel ni en el de los mapuches detenidos

A pesar de la insistencia de la vicepresidenta Gabriela Michetti, en la línea con la hipótesis del Gobierno, en discutir casi a los gritos con periodistas para defender la versión de que el asesinato de Rafael Nahuel fue producto de un enfrentamiento armado con la Prefectura, la ciencia parece haber demostrado lo contrario.

Según informó la abogada de los jóvenes detenidos durante el desalojo de Villa Mascardi, las pericias preliminares dieron como resultado que no tenían rastros de pólvora en sus manos lo cual derrumba la excusa del macrismo.

Si bien desde el Gobierno insisten ante cada micrófono que en el predio tomado hubo un enfrentamiento entre los mapuches y las fuerzas de seguridad, una pericia dada a conocer el pasado lunes también demostró que el joven de 22 años muerto por una bala del Grupo Albatros de Prefectura tampoco tenía rastros de pólvora.

"No existió un enfrentamiento, es una gran mentira que se plantee esa hipótesis por la muerte de un joven", rechazó la tesis oficial Sonia Ivanoff, defensora de Lautaro González y Fausto Jones Huala, hermano de Facundo, el Lonko Mapuche que está detenido y con pedido de extradición a Chile.

Si bien aún falta realizar una segunda prueba de fondo que por lo general consiste en un barrido electrónico, la letrada aclaró que la prueba con cintas de carbono se tomó el primer día de detención de los jóvenes, una de las críticas aparentemente infundadas vertidas por funcionarios contra la investigación de la justicia.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF