Cerró el ingenio azucarero San Isidro y dejó más de 700 trabajadores en la calle


Cerca de 730 empleados fueron despedidos por el ingenio azucarero San Isidro, que comunicó el cierre definitivo de sus puertas en la localidad de Campo Santo, departamento de General Güemes, a 45 kilómetros de la capital salteña. La empresa les presentó su Procedimiento Preventivo de Crisis a sus trabajadores, luego de haberlo presentado en el ministerio de Trabajo, orientado a permitir las acciones que resulten necesarias para “cesar las operaciones de la empresa”.

Voceros del Sindicato de Trabajadores del Azúcar informaron que pedirán al Gobierno nacional y provincial que intervengan para frenar el cierre dado que, entienden, se trata de una maniobra de la empresa para reducir el personal y presionar de cara a las próximas paritarias.

Por su parte, Carlos Montalvo, gerente general del ingenio, descartó esas versiones al afirmar que es una “determinación irrevocable” y que el proceso para “el cierre definitivo de la planta ya está en marcha”. “No es la primera vez que hacemos un anuncio de aplicación de procedimiento, pero bueno, los resultados del ingenio simplemente no dan para más”, afirmó el directivo.

El Grupo Gloria, la compañía de capitales peruanos que desde 2011 controlaba el establecimiento, dijo que existen “poderosas razones” de orden económico, financiero y laboral que determinaron “la imposibilidad” de continuar con la producción.

Tras una inversión de 50 millones de dólares hace siete años, Montalvo consideró que “claramente el modelo de negocio está muy deprimido por una plataforma que afecta no solo a San Isidro sino a la industria azucarera argentina”.

"Y más allá de la industria argentina, en la Bolsa de Nueva York, donde cotizan los commodities, hay una guerra en la defensa de los precios. Es una situación de amenaza permanente para la industria. Tenemos un tema estructural que hace que esta actividad no sea viable, por eso la decisión”, remarcó. Este ingenio, considerado el más antiguo del país, está conformado por 11.000 hectáreas de tierras, de las cuales 3.500 hectáreas se encontraban destinadas a la producción de caña de azúcar, y el resto eran bosques naturales y tierras aptas para el desarrollo de proyectos ganaderos.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF