Disidencias socialistas en cuanto a la conformación de un nuevo frente electoral



El 2018 recién comienza, el 2019 parece lejano, hace apenas menos de tres meses que pasaron las elecciones, pero el mundillo de la política ya está pensando en las próximas. En el campamento de Juventudes Socialistas, tradicional mitín del partido de la rosa, quedaron expuestas las disidencias entre los dos máximos referentes que tiene el socialismo a nivel provincial, el gobernador Miguel Lifschitz, y su antecesor, Antonio Bonfatti.

El actual presidente de la Cámara de Diputados optó por tener una actitud más abierta hacia una apertura a otros sectores, más precisamente del peronismo, para la conformación de un gran frente electoral "para enfrentar a la derecha", dijo entusiasmado, y en línea con lo actuado por el único representante en la cámara baja nacional, Luis Contigiani, que se acercó a posiciones opositoras bien definidas y no acompañó las leyes propuestas por el macrismo.

En una actitud diametralmente opuesta, ayer el gobernador Miguel Lifschitz señaló que "existe un espacio de pensamiento en la sociedad argentina que busca alternativas al PJ y a Cambiemos. Nosotros lo tenemos que recuperar", descartando así posible alianzas electorales de cara a futuro. Mejor solos que mal acompañados, pensó el ex intendente rosarino, y puso un paréntesis a la posible conformación de un nuevo frente político en la provincia.

En las huestes del gobernador, aún sueñan con reformar la Constitución Provincial, propiciar la reelección y quedarse por ocho años en la Casa Gris. Bonfatti añora sus días como gobernador, piensa en suceder a su sucesor, y apuesta a hacerlo ya no acompañado por radicales, que emprendieron un éxodo fulgurante el PRO, sino de la mano de sectores peronistas.

Desde el peronismo, diferentes sectores habían recibido con buenos presagios la posible alternativa para la conformación de un nuevo espacio "nacional y popular", junto al socialismo y otras fuerzas de izquierda. En ese sentido se habían expresado la senadora nacional María de los Ángeles Sacnun, el diputado provincial Luis Rubeo y el senador del Departamento San Lorenzo Armando Traferri. También la diputada nacional Alejandra Rodenas había dado el visto bueno a la iniciativa.

Observadores de la política de diferentes sectores creen que la división en tercios beneficia a Cambiemos, que de ellos podría obtener el más importante, en cambio, dividiendo por dos, con un peronismo unido, las chances crecen.

Un jugador importante, que hasta el momento no se ha pronunciado, y aún no se sabe a ciencia cierta de lado podría estar es el senador Omar Perotti, que acaparó gran parte de los votos en elecciones anteriores. También mucho dependerá de la suerte que pueda correr la política nacional y sobre todo, la economía, factor muy importante para el electorado a la hora de sufragar.



 

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF