Fuertes críticas a Vidal por el revalúo de hasta el 900% de propiedades en Buenos Aires


Legisladores nacionales y provinciales del Frente Renovador se manifestaron en contra del impuesto impulsado por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires. En ese sentido, expresaron que “nosotros le pedimos a la gobernadora que pare este impuestazo, que frene este revalúo, y que discutamos una salida gradual y atada a la inflación. Los trabajadores, los jubilados y la clase media, ahora dudan que pagar y que no pagar, porque el bolsillo tiene un límite”.

Luego de que la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), por orden del Ejecutivo realizara una "actualización" de la escala en el impuesto inmobiliario urbano que en promedio llega al 56%, y una suba del 50% promedio en el inmobiliario rural, además de reducciones en Ingresos Brutos y Sellos, legisladores del espacio liderado por Sergio Massa cuestionaron esta medida, al tiempo que vecinos denunciaron incrementos de hasta el 900%.

Al respecto, el diputado provincial del Frente Renovador, Pablo Garate, sostuvo que “a‌ fines del año pasado, en el debate sobre la Ley impositiva en la Provincia de Buenos Aires, alertamos que cuando empiecen a llegar las facturas del Impuesto Inmobiliario Urbano con alzas muy abruptas, esto iba a impactar fuertemente en el bolsillo de los trabajadores, de los jubilados y los productores. Por eso, cuando rechazamos el revalúo inmobiliario, anticipamos que era otro agujero en el bolsillo del trabajador”.

“Como consecuencia de este impuestazo, en la Provincia de Buenos Aires va a haber jubilados, trabajadores y sectores de clase media, que van a tener un nuevo impuesto sobre ellos que es el impuesto de bienes personales, que antes del revalúo no lo pagaban, por no estar alcanzados ni contemplados, lo cual hace que un trabajador o un jubilado tenga más presión fiscal de la que tenía antes".

"Nosotros le pedimos a la gobernadora que pare este impuestazo, que frene este revalúo, y que discutamos una salida gradual, y atada a la inflación. Los trabajadores, los jubilados y la clase media, ahora dudan que pagar y que no pagar, porque el bolsillo tiene un límite”, añadió.

En ese sentido, Valeria Arata, vicepresidenta del bloque del Frente Renovador en la Provincia de Buenos Aires, expresó que “la suba de los impuestos inmobiliarios urbanos o rurales deberían ir atadas al porcentaje de las paritarias en la provincia. Si quieren ponerle un tope a las paritarias y los salarios de los trabajadores, pongan la misma cifra para que no afecte al que menos tiene. Si suben un 58% ciento el inmobiliario que suban de ese modo los salarios”. “Esto impacta a la economía doméstica y esa economía es la de los trabajadores, la de los jubilados y toda la clase media que este gobierno no quiere defender”, agregó.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF