Moyano lanzó una marcha contra el Gobierno y fue imputado por la Justicia por Independiente


Hugo Moyano recurrió ayer a su base de poder gremial, el sindicato de Camioneros, para anunciar una multitudinaria movilización el próximo 22 de febrero destinada a repudiar la política socio-laboral y el plan económico de la administración de Mauricio Macri. Dos objetivos guiaron su acción: la necesidad de consolidar un escudo de protección frente a la embestida judicial en su contra y a la par afirmar su liderazgo al frente del ala más combativa del sindicalismo cegetista.

Pero apenas unas horas después del anuncio de su desafío, Moyano enfrentó un nuevo revés en la Justicia: junto a su hijo Pablo fueron imputados en la causa en que se investiga a una supuesta asociación ilícita, que habría defraudado al club Independiente de Avellaneda, que justamente preside el líder camionero.

La imputación fue realizada por la Unidad Fiscal de Investigaciones ante el juez de garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, quien ahora deberá determinar si indaga y procesa a ambos dirigentes sindicales. Al tanto de la decisión judicial, desde el entorno del jefe camionero insistieron anoche en rechazar cualquier vinculación con la causa por la que ya están procesados y detenidos con prisión preventiva el barrabrava de Independiente Pablo Bebote Álvarez y el dirigente del club Noray Nakis. Y evaluaron como "llamativo" que la imputación se dispuso tras el anuncio de la movilización de Camioneros.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF