Reiteran la obligatoriedad de entrega de jarras de agua en bares y restaurantes de la ciudad


La iniciativa consiste en repartir volantes en corredores gastronómicos y áreas de masiva afluencia de personas, con información sobre el derecho de los comensales a recibir, de manera gratuita una jarra de agua. La titular de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, María Julia Bonifacio remarcó que el objetivo de la campaña es concientizar a la sociedad sobre la exigencia de un derecho que actualmente no se encuentra satisfecho por bares y restaurantes de la ciudad.

La misma establece la obligatoriedad para los establecimientos gastronómicos, bares y restaurantes de poner a disposición de los clientes un mínimo de 250 centímetros cúbicos de agua potable del servicio de red apta para consumo, por persona. El objetivo de esta iniciativa se fundamenta en un concepto jurídico y sociológico que amplía el derecho humano al agua y fomenta el consumo de la misma como opción saludable.

Sin embargo, pese a los reiterados reclamos, al pedido de implementación aprobado por el Concejo Municipal de Rosario y a que la misma ordenanza establece multas para quienes no cumplan con la obligación, se advierte un alto porcentaje de infracción por parte de los responsables de comercios gastronómicos.

Además, cabe destacar que hay otra iniciativa presentada por la concejala Schmuck, autora de la norma, donde se solicita al Ejecutivo Municipal que realice las gestiones pertinentes ante la empresa Aguas Santafesinas S.A. para que se otorgue una tarifa diferencial bonificada a todos aquellos locales gastronómicos que cumplan con lo establecido.

“La ordenanza 9465 está vigente y hemos registrado que aún en muchos locales no se implementa. Por eso es muy importante que la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor impulse esta campaña donde por un lado se trata de promover la aplicación y el cumplimiento de la norma en todos los locales, pero también de que los vecinos conozcan su derecho y puedan reclamar y exigir por el mismo”, señaló Schmuck.

“Lo ideal sería que cada comercio gastronómico cumpla en ofrecer y disponer a pedido del cliente agua potable en forma libre y gratuita, pero como esto no sucede, desde la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor sentimos la necesidad de motivar a la ciudadanía a que reclame por su derecho”, finalizó María Julia Bonifacio.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF