Cargill no acató la conciliación obligatoria dictada por el gobierno santafesino

La multinacional Cargill decidió no acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de Santa Fe. Con el despliegue de agentes de Prefectura, reforzó la seguridad en sus plantas industriales de Punta Alvear y Villa Gobernador Gálvez. Y a primera hora de la tarde impidió que los 40 trabajadores que habían sido despedidos pudiesen reincorporarse a sus puestos de trabajo, tal como se había resuelto horas atrás en la cartera laboral de Lagos y San Lorenzo.

“No han dejado ingresar a los trabajadores despedidos y los intimidaron con la presencia de Prefectura. En asamblea hemos decidido continuar con la medida de fuerza del paro por tiempo indeterminado y la permanencia en la puerta de la planta”, indicó Adrián Dávalos, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario.

El conflicto laboral continuará este jueves a las 12 en Capital Federal, en una audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación. “Vamos a pelearla pero sabemos que si el ministro (Jorge) Triaca participa de la reunión, se inclinará a favor de la empresa. Quieren disciplinar, bajar salarios, precarizar y flexibilizar las fuentes de trabajo, en el marco del plan económico neoliberal que impulsa el gobierno nacional”, denunció Dávalos.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF