Peces vivos, peces muertos o pescado podrido


En estos días, el socialismo gobernante en Santa Fe inauguró con todo orgullo y con una inversión de más de 200 millones de pesos el Acuario de Rosario, una obra emblemática y cultural que seguramente en poco tiempo se convertirá en paseo obligado de contingentes escolares y turistas. Mientras tanto, en el río Paraná, al que se pretende homenajear con la obra, miles de peces mueren "por causa naturales", aseguran desde la provincia y por contaminación de las aguas, aseguran desde entidades ambientalistas.

“Es un lugar para venir a aprender y sorprendernos. Además de tomar contacto con la naturaleza y la ecología, es un gran centro de preservación de nuestra fauna ictícola. Es un hito que va a cambiar la historia no sólo de este sector de la ciudad, sino que además representa un gran atractivo turístico”, resaltó Lifschitz.

El gobernador aseguró que Rosario ya tiene los monumentos a la Bandera y a los Caídos en Malvinas, y ahora también tiene “un monumento al río Paraná”, finalizó entusiasmado el mandataario santafesino durante la inauguración, a la que asistieron  miles de personas y que contó además con la participación de números musicales de prestigiosos artístas.

Biólogos del Ministerio de Medio Ambiente de Santa Fe recorrieron los ríos para obtener un informe preliminar de la situación. Indicaron que las altas temperaturas y la repentina crecida del nivel del caudal de agua provocaron una disminución en los niveles de oxígeno en el agua, que trajo como consecuencia la mortandad de miles de peces.

Pobladores del norte santafesino afirman que la contaminación que producen las incesantes fumigaciones con agrotóxicos a campos y otros cultivos intensivos, es la que, con la actual creciente, llega a los cursos de agua y mata de esta forma los animales.

Además, advierten que el consumo de peces de esta zona podría ser muy peligroso. "Que nadie compre pescado. Está envenenado, está contaminado y puede morir gente" dicen algunos que encienden la alarma.

"Llovió muchísimo en la parte norte y en las chacras estaba todo regado con veneno y como llovió mucho, se llenó de agua y esa agua fue al río y está matando a todos los peces", relató un lugareño.

Cierto o no el relato sobre los motivos de la mortandad de miles de peces en la provincia, viene a chocar de bruces con la inauguración de un Acuario que explota la especie ictícola, en exhibición pero no la cuida apropiadamente en su hábitat natural.

La monumental obra del Barrio Lisandro de la Torre de Rosario, seguramente pasará a la posteridad y será recordada sin dudas como uno de los grandes aportes del socialismo a la cultura de la provincia. La mortandad de miles de peces es una amenaza contra el recurso, deberán extremarse los controles para que los santafesinos no tengan que verlos sólo en un Acuario.

  







Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF