Verano cuidado: ya está funcionando el primer sensor de rayos UV en la Rambla Catalunya


Este jueves 8 de febrero, a las 12.30, se presentó de forma oficial en la Rambla Catalunya (Gallo y Costanera) el primero de una serie de sensores que miden el nivel de radiación solar ultravioleta. Estos dispositivos buscan generar información para prevenir de la exposición excesiva al sol a quienes visiten las playas y espacios públicos de la ciudad, sobre todo en horarios en los que puede ser nocivo para la salud.

Esta novedosa tecnología, ubicada en el bar Chulavista de la Rambla, posee un sensor que mide el índice de radiación ultravioleta y lo muestra a través de una barra luminosa que refleja en tiempo real el nivel detectado. Según cada rango de la escala (verde, amarillo ámbar o rojo), se presentan las indicaciones a seguir para disfrutar del sol y el aire libre de manera segura.

“Es un elemento que aporta una información pública muy importante vinculada a la salud y que permite visualizar que vamos a seguir transitando una gran temporada de verano”, aseguró Lucas de la Torre, responsable de la Empresa del Estado Municipal Costanera Rosario.

Es así que la puesta en marcha del dispositivo se acompañó con una actividad de promoción, durante la cual se dialogó con los visitantes y se entregó folletería respecto de los cuidados frente a las altas temperaturas y la exposición al sol.

El proyecto es una iniciativa de la Municipalidad de Rosario, desarrollado de manera conjunta por los equipos técnicos del Balneario La Florida, la Secretaría de Salud Pública y el Centro Integrado de Operaciones (CIOR), en cuyo laboratorio de tecnología se diseñó el dispositivo.

Un aspecto importante de este proyecto es que fue realizado integralmente con componentes de open hardware y materiales tecnológicos reciclados, lo que lo hace un proyecto ambientalmente sustentable y de muy bajo costo para el municipio.

“El concepto de este dispositivo es acercar el uso de la tecnología, en este caso para la prevención del cáncer de piel. En este proyecto utilizamos energía reciclada, basándonos en las tres R: reusar, reciclar y reducir. Reducimos espacio, reutilizamos tecnología que teníamos en desuso y generamos un producto con muy bajo costo porque utilizamos hardware abierto y software libre”, explicó un integrante del CIOR.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF