La oferta salarial a estatales avizora alta conflictividad social en provincia y municipios


El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, ordenó a sus negociadores con los trabajadores no moverse un ápice de los firmado en el Pacto Fiscal con el Gobierno Nacional, y de esta forma, difícilmente pueda cerrar paritarias en la provincia. La oferta se supo, supone un incremento del 7% en marzo, un 4% en julio y un 5% en octubre. Fue rechazada de plano por estatales y docentes. En las próximas reuniones propondrán mejorar la forma de pago, pero no los porcentajes. De esta forma, no será fácil cerrar paritarias en la provincia.

El INDEC dio a conocer esta semana la inflación de febrero, que finalmente fue del 2,4%, acumula el 25,2% si se la toma anualmente y en 2018 el 4,2%. A pesar de ello, un entusiasta Marcos Peña afirmó en Diputados que la inflación "estaba bajando", que este año será inferior al año pasado, y que el año que viene será inferior a este año".

El problema es el cómo. Si es a costa de achicar el consumo por la retracción del poder adquisitivo del salario, cómo única fórmula de contraer el mal que acecha los bolsillos de los trabajadores, ya sabemos cómo termina. En cierre de fábricas, desempleo, desocupación y desindustrialización, algo que Argentina ya vivió en los 90', pero que parece dispuesta a repetir.

La tan mentada baja del costo argentino, no viene de reducciones de impuestos, ni cargas fiscales excesivas, sino de bajar el costo salarial, de flexibilización laboral, de apertura de la importación para volver poco competitivos a aquellos que no se adapten a abaratar sus productos.

Marzo pinta para ser alto nuevamente. Al menos en Rosario, la semana que viene aumenta el boleto de colectivo unos 2$, de un solo saque, la Municipalidad lo atribuye a la quita de susbsidios, y el PRO a la ineficiencia socialista para administrar el transporte. Pero como suelen decir que el transporte es uno solo, también aumentarán los taxis y remises en el orden del 25%, ah, y por las dudas también las bicicletas públicas.

Inmobiliario, municipal, Aguas Santafesinas y la EPE ya hicieron sus ajustes y ninguno se abstuvo de subir elevadamente sus facturas, ninguna bajó del 30%, entonces, deberían comprender que no es fácil convencer a los trabajadores de aceptar mansamente subirles los salarios el 11% hasta octubre, que deban vivir diez meses del año con apenas ese incremento salarial.

FESTRAM anda por carriles parecidos, la oferta salarial fue similar, con el agravante que por ejemplo los municipales de Rosario aportan el primer aumento a su Caja de Jubilaciones, por lo tanto, verían el último 5% recién en diciembre. La normativa viene de cuando la Caja de Jubilaciones era deficitaria, se realizaron aportes extraordinarios y se saneó, ya no lo es, pero persiste la imposición de todas formas.

Por ello, la conflictividad social irá creciendo, los paros que se avecinan serán una constante de lo que viene, el Gobierno lo sabe, pero prefiere apegarse a lo firmado con el Gobierno Nacional, que esta semana de paso, prometió pagar con bonos y obras lo que le debe a la provincia, algo que no fue bien recibido por el ex ministro de economía de Hemes Binner, Ángel Sciara.

"Estamos en un gobierno federal, no es posible que se pague con obras, las obras son una obligación de la Nación, las hace en otras provincias con signos políticos afines, y cómo Santa Fe no lo es, lo que deberían hacer por obligación pretenden tomarlo a cuenta de deuda que judicialmente están obligados a pagar", dijo el veterano economista socialista.

No se lo escuchó tan tajante al gobernador, que valoró el hecho de haber sido convocado, y dijo que negociar lleva un tiempo, y que es apenas era la primera reunió, y en lo sucesivo, seguramente se avanzará en el pago de la obligación para con Santa Fe.

El martes las autoridades volverán a reunirse en paritarias con los trabajadores. De no elevar los porcentajes, el conflicto es inevitable y se prolongará en el tiempo. Habrá que ver que decide el socialismo gobernante, si priorizar su alianza estratégica con el macrismo, al que denosta en la pública o desmarcarse y marcar la diferencias, en el marco de un contexto complicado para le economía actual.


    

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF