Los precios mayoristas subieron casi el 10% en los últimos sesenta días


Para el Gobierno la inflación "está bajando", al menos así lo dice en la pública en cada oportunidad que se le presenta. Sin embargo, los datos referidos a la inflación minorista y mayorista muestran un panorama diferente. En relación a la primera, la suba fue de 4,2% en los primeros dos meses del año. Llega al 8% si se suman los incrementos de diciembre del año pasado. En los precios mayoristas, fue superior. En 60 días, aumentaron un 9,6%, empujados por las subas en el petróleo, la energía y los productos pesqueros y agropecuarios.

La inflación mayorista da cuenta de las subas en los insumos de la economía: esos aumentos golpean sobre los valores minoristas. Esos incrementos van de la mano con la devaluación que de modo gradualista el Gobierno de Cambiemos está llevando adelante desde diciembre del año pasado.

En tres meses, el peso se devaluó casi un 12% (costaba 17,50 a principio de diciembre de 2017). Con ese panorama de fondo, es muy factible que otra vez los trabajadores (formales e informales) vuelvan a perder poder adquisitivo en 2018 (en 2016 perdieron en 7 y 10 puntos).

Presionados por el oficialismo, muchos gremios están cerrando paritarias del 15% y sin cláusula gatillo. ¿De cuánto será la inflación anual? Si la tendencia de los primeros meses se extiende, la suba de precios volverá a estar en torno al 20%.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF