Rosarinas utilizan más el sistema público de bicicletas


Para ir a trabajar, a estudiar, pasear con amigos, los usos que comprende Mi bici tu bici son diversos y generan soluciones sustentables al momento de conectar un punto y otro de la ciudad. A diferencia de otros sistemas del mundo, en Rosario quienes más utilizan las bicis de color naranja son mujeres (6 de cada 10 usuarios).

A partir de estudios realizados en conjunto con el BID, a través del uso de dispositivos de geo-referenciación, se visualizó que las rosarinas prefieren las arterias con ciclovías y bicisendas al momento de pedalear en la ciudad, siendo corredores en los que se sienten más seguras. Las usuarias se mueven más por el área central y principales avenidas, mientras que los usuarios realizan un uso más expandido del sistema.

"El objetivo es que los rosarinos puedan incrementar el uso de las bicicletas, por eso somos la ciudad del país que tiene más kilómetros de bicisenda por habitante", afirmó la intendenta Mónica Fein. "Mi bici tu bici permite a todos los rosarinos tener la posibilidad de contar con un nuevo servicio de transporte público sustentable y accesible”, agregó.

“Uso siempre la estación de la Terminal de Ómnibus porque vivo cerca y la uso todos los días para ir a la Facultad de Ciencias Económicas. La verdad que de esta manera me resulta más práctico y cómodo ir a estudiar, incluso llegó más rápido”, expresó Virginia, de barrio Echesortu.

“Me gusta andar en bici para despejar la mente y hacer actividad física”, expresó por su parte Mariel, al momento de definir porque utiliza las bicis de colora naranja. “Trabajo en el centro y si voy en auto tengo que preocuparme por el estacionamiento”.

Con respecto a la velocidad promedio en los viajes en el sistema de bicicletas públicas no hay gran diferencias entre usuarios masculinos 9 km/hora y usuarios femeninos, 8 km/hora, ni en las distancia promedio de viaje (3,3 km por persona por día).

“La uso en Calle Recreativa. Los domingos salimos con mi marido a pedalear y aprovechamos para disfrutar de un paseo en bici”, detalló Carmen, quien con sus 71 años disfruta del sistema desde sus primeros días.

Un claro ejemplo de la aceptación de las rosarinas al uso de la bicicleta para conectar un punto y otro de la ciudad, es la convocatoria de la Escuela Ciclista. Esta iniciativa educativa que enseña a moverse de forma segura ha comprendido una gran participación de mujeres, a tal punto, que representan el 85% del total de los asistentes.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF