Vergonzosa "atención al cliente" del Banco Santander Río en Rosario



La impunidad con la que mueven los bancos en Argentina da vergüenza ajena. El Santander Río de Rosario directamente suspendió la atención al cliente personalizada, todos los trámites deben realizarse vía telefónica, donde jamás uno logra ser atendido por una persona, se lo deriva indefinidamente a máquinas incapaces de resolver nuestra inquietud, y cuando se opta por esperar ser atendido por una persona física, el sistema, luego de 14 minutos corta automáticamente el llamado. 

Nunca fui usuario de tarjetas de crédito, me movía con comodidad con efectivo y tarjeta de débito, rechacé siempre los múltiples llamados que se reciben a diario con ofertas de paquetes bancarios, pero uno de ellos llamó poderosamente mi atención, y tuve la mala idea de aceptar una cuenta "GRATIS DE POR VIDA", comienza diciendo un cliente del banco.

"La verdad, en el primer año le di poco uso, sólo aproveché alguna oferta en cuotas sin interés, y al llegar los catorce meses de otorgada, veo en mi resumen que intentan cobrarme el costo de renovación anual por segundo mes (2/3), me dirigí raudamente hasta la sucursal del banco, y logré sin mucho esfuerzo que reconociera que se trataba de un error, al mes siguiente me devolvieron el mes que ya había pagado y me bonificaron el segundo y el tercero en que habían caprichosamente dividido el costo de renovación que querían cobrarme por una tarjeta que era GRATIS DE POR VIDA".

"Al año siguiente, algo más precavido, verifiqué al mes doce que no me facturaran nuevamente el costo que no debía abonar, pero...volvieron a hacerlo. Perdí tiempo, volví a realizar el trámite, y logré por segundo año consecutivo que no me facturaran un monto que claramente no debía pagar".

"Este año, sabiendo ya de antemano que intentarían cobrarme nuevamente, por tercer año consecutivo el costo de renovación de una tarjeta que es GRATIS, verifiqué previamente, intenté resolver el tema telefónicamente, pero me fue imposible, dado que el banco no atiende el teléfono de atención al cliente NUNCA. Indefectiblemente, luego de esperar largos minutos, el viernes, una hora diría, de recorrer diferentes opciones, y de pedir ser atendido por un representante, desechando a la máquina de que no entiende de gratuidades, me dirigí al banco hoy, cerca de las 13, decidido a resolver el tema por tercer año consecutivo, personalmente ya que mañana opera el vencimiento mensual".

"A pesar de ser atendido gentilmente por dos representantes del banco, ellas me dijeron que les era imposible resolver el tema, que eso debía hacerlo exclusivamente vía telefónica. Les expliqué que NO ATIENDEN, lo intentamos juntos, esperamos, reintentamos, fracasamos".

"Fui a las 13, el banco cerró sus puertas a las 15, y me retiré frustrado, pero con la esperanza que más tarde, me atenderían telefónicamente, ya que según ellas me dijeron, cuando el banco cierra "está menos congestionada la línea, porque a la gente, se le ocurre llamar toda los viernes y los lunes ".

"Hay que tener paciencia", me alentaban. "La tengo, no tengo problemas en esperar en línea, el tema es que se corta, no tengo incovenientes en esperar diez minutos, veinte o media hora, el tema es que alguna vez, de una puta vez alguien levante el teléfono para escucharme", dije, algo más ofuscado ya.
"El sistema se corta automáticamante a los 14 minutos", me confesó una empleada apiadada de mí viendo que comenzaba a irritarme.

"Conclusión, por tercer año consecutivo el Banco Santander Río de la sucursal de calle Salta de Rosario me intenta cobrar la renovación de una cuenta que él mismo otorgó GRATUITAMENTE DE POR VIDA, por tercer año consecutivo debo realizar trámites para desactivar ese intento de estafa, he perdido tiempo irrecuperable, se me deriva a una atención telefónica inexistente, que claramente y así pudieron comprobarlo ellas mismas NO FUNCIONA, pero nada tienen para decir...

"Resulta por demás de llamativo que ninguna autoridad tome cartas en el asunto, que nadie sancione a una entidad que ofrece productos que después no cumple, que se niega a atender a sus clientes, que falta a la lealtad comercial, que realiza publicidad engañosa, y que sobre todo; le falta el respeto a sus propios clientes".

(Carta de un lector a la redacción de RosariNoticias)

   

 

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF