Buscan legislar la subrogación de vientres en el país


Mientras el debate por el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo se mantiene en el Congreso y en gran parte de la sociedad, una nueva normativa impulsada por el oficialismo comenzó su camino parlamentario. La medida, que cuenta con la firma del senador nacional por la UCR - Cambiemos, Julio Cobos, busca legalizar la gestación por sustitución, más conocida como subrogación de vientre.

El proyecto de ley del senador mendocino tiene como objetivo regular el alcance, las relaciones, consecuencias jurídicas y el proceso judicial que deberá realizarse para la autorización de la gestación por sustitución, más conocido como subrogación de vientre; donde una mujer gesta un embrión para otra pareja o persona.

Según surge del documento, esta iniciativa busca "garantizar el interés superior de los niños que nacen mediante esta técnica", al tiempo que intenta "establecer normas que otorguen seguridad jurídica al procedimiento de gestación por sustitución y a todas las personas que intervienen en el proceso garantizando el pleno ejercicio de sus derechos". "Establecemos un conjunto de requisitos, como la residencia y la nacionalidad de quienes requieran un gestante (mujer que ofrece esta posibilidad).

En su caso, se pide que haya tenido al menos un hijo y hasta 40 años por un tema de razones físicas", explicó Cobos a ámbito.com, y advirtió que "tanto los comitentes (como se define a la pareja que requiere de un vientre) y las gestantes, tienen que ser sometidos ante un equipo interdisciplinario para que hagan un informe que evaluará un juez de familia".

Asimismo, el proyecto establece que las deberán gozar de "salud física y psíquica, conforme los protocolos que establezca la Autoridad de Aplicación", al tiempo que asegura que los comitentes deben "tener imposibilidad de gestar y/ o de llevar un embarazo a término por razones que pongan en riesgo su salud, o la salud del niño por nacer; o por razones de sexo, género, identidad de género u orientación sexual".

Ahora, esta iniciativa deberá ser tratada por la comisión de Salud, ya que además impone penas para aquellas personas que recurran a este método por fuera de la ley, donde se establece de entre 3 y 6 años de prisión para comitentes y gestantes, y la inhabilitación para los profesionales intervinientes.

De todas maneras, este no es el único proyecto, ya que durante los últimos años los diputados Rach Quiroga, Araceli Ferreira y Daniel Lipovetzky presentaron normas similares, pero sin que logren avances en el parlamento.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF