Central cayó ante Racing por 2 a 0 en Arroyito


Racing Club de Avellaneda le ganó por 2 a 0 a Rosario Central en el Estadio Gigante de Arroyito, en un partido correspondiente a la vigésimo cuarta fecha de la Superliga Argentina. Los goles del encuentro fueron anotados en la segunda mitad por Masilla y Martínez. Coudet fue distinguido y ovacionado. Tercera derrota consecutiva del elenco auriazul.

Había promesa de buen fútbol por Arroyito, sin embargo el primer tiempo fue un bodrio. Racing y Central no brindaron un buen espectáculo desde donde se lo mire, en una primera etapa en la que abundaron las patadas y las desinteligencias. Claro hubo algunos atenuantes.

Por el lado de Racing, llegaba con un equipo alternativo, luego de su participación internacional el jueves por la noche. Coudet decidió mandar al banco a jugadores de la talla de Donatti, Nery Domínguez y Lautaro Martínez y eso resiente el funcionamiento de cualquier equipo.

Fernández por otra parte, luego de dos derrotas consecutivas, algo que no le había sucedido en todo el ciclo al frente del elenco auriazul, decidió devolverles la titularidad a los jugadores más experimentados, luego de superar la interminable racha de lesiones y más allá de su momento futbolístico, y la falta de fútbol se notó demasiado. Apenas podrían contarse como aproximaciones a Javi García un tiro desde afuera del área de Camacho y un tiro libre de Gil que se fue cerca.

Al margen de ello, si encima algunos jugadores que viene jugando lo hacen en un nivel tan bajo se hace más difícil. Zampedri tocó cuatro pelotas en el primer tiempo, todas para atrás, tres se las dio a los rivales y la otra la tiró afuera. Ferrari desbordó tres veces, en ninguna logró darle un pase a un delantero auriazul. Fernández, retornado a su puesto natural jamás desbordó por su sector. Ruben fue un espectador de lujo y Ledesma metió tres saques de arco en el lateral, ganándose la reprobación de sus propia parcialidad.

Hicieron todo lo posible por jugar poco, cortaron y metieron, Lamolina amonestó cinco jugadores en la primera parte, todo un símbolo de lo que fue el partido. La más clara fue de Racing, casi sobre el final, tras un error en la salida Canalla, la pelota se fue impulsada por Triverio y se fue apenas desviada por el segundo palo de Ledesma.

En los primeros 15 de la segunda etapa el partido siguió siendo trabado, y hubo una llegada de cada lado, Centurión probó los reflejos de Ledesma y Ruben conectó de cabeza un buen centro de Parot, pero se fue por arriba. Coudet había mandado a la cancha a Nery Domínguez y más tarde hizo lo propio con Lautaro Martínez. El peso de la individualidades de Racing comenzó a pesar en el partido y en dos jugadas, los de Avellaneda liquidaron el partido.

En la primera, tras un tiro libre a los 63' que ejecutó Gil, Tobio la peinó por el segundo palo, habilitó a tres jugadores de Racing que emprendieron un contragolpe letal, con Central mal parado en el fondo, Mansilla usó a dos compañeros que le picaron a los costados, eludió el cierre desesperado de Ferrari y la puso de comba, por sobre el cuerpo de Ledesma, golazo.

Sin que Central pudiera reponerse del golpe, Lautaro Martínez apuró a González que le había ganado en primera instancia, se la robó, encaró al arco, eludió una patada de Tobio que salió a cerrarlo, se metió en el área apareado por Martínez y cuando Ledesma pretendió salirle se la cruzó suave, al segundo palo en una definición digna del tremendo jugador que es, con inminente destino europeo.

Racing pudo incluso anotar algún tanto más, ante el desconcierto de Central, que terminó casi pidiendo que el partido terminara, dominado de local, al borde de ser goleado y sin identidad futbolística, marcando casi un final de ciclo. Deberá intentar terminar el torneo lo mejor posible, acumular puntos para el año próximo, barajar y dar de nuevo. 
 




 

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF