En medio de disputas con Carrió, el Gobierno recibió a Lorenzetti


El ministro de Justicia, Germán Garavano, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunieron con los miembros de la Corte Suprema de Justicia, en medio de un clima marcado por las denuncias de Elisa Carrió contra Ricardo Lorenzetti, presidente del tribunal. Todo eso, también, en el contexto de una reforma que impulsan ambos poderes.

“Se habló de fortalecer la institucionalidad, que es algo que durante los gobiernos anteriores se había perdido”, explicó Garavano, al salir del encuentro. En se sentido, manifestó que el Ejecutivo “tiene una preocupación constante porque los procesos judiciales lleguen a juicio oral. Y ese es uno de los desafíos que tiene la Justicia penal, y seguramente está en agenda cómo agilizarlos”.

Además, Garavano destacó que “se acordó un cronograma de reuniones mensuales, para poder avanzar en las reformas que impulsa la Corte Suprema” y subrayó que “se trata de un proceso de transformaciones hacia el interior del propio Poder Judicial”.

Horas antes de la reunión, los dos ministros tuvieron un encuentro con Mauricio Macri, que estuvo acompañado por el secretario de Legal y Técnico de la Presidencia, Pablo Clusellas, y del jefe de asesores presidenciales, José Torello.

Por eso, las palabras de Garavano no fueron causales, menos luego de que el propio Presidente manifestara la necesidad de “tiempos razonables” para la Justicia. Consultado por la presentación judicial de Elisa Carrió, que amplió su pedido de juicio político contra Lorenzetti, Garavano minimizó el tema. “Es una decisión de la diputada”, aseveró.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF