Cientos de alumnos de escuelas visitan la Feria del Libro


Los chicos caminan entre los stands del Centro Cultural Fontanarrosa. De repente, un librero se convierte en entrevistado por los curiosos pibes que quieren saber cómo una idea se transforma en libro. En otra sala, varios alumnos se sientan en cómodos puffs para escuchar a un cuentacuento. En simultáneo, otro grupo participa de una entretenida narración sobre la historia del libro y su evolución en diversos formatos.

Todo esto sucede cada mañana y tarde de esta semana en la Feria Internacional del Libro de Rosario, durante las visitas guiadas que realizan alumnos de escuelas y colegios de primaria y secundaria de diferentes barrios de la ciudad. Entre el pasado jueves 24 de mayo y el próximo viernes 2 de junio, unos 2100 alumnos de alrededor de 30 escuelas pasarán por el Fontanarrosa.

“La Feria está re copada, re original, me encanta la decoración, todo”, dice Sofía, una de las alumnas del Colegio del Sur que recorrieron el Fontanarrosa el martes 29 de mayo por la tarde. Se asume como lectora y asegura que le gustan “varios géneros, pero más política e historia”. Siente que en la escuela encuentra estímulos para vincularse con la lectura: “Por suerte tenemos profesoras que nos alientan todo el tiempo a leer y nos dan libros muy entretenidos”, dice y cuenta que “hace poco abrimos una biblioteca comunitaria donde podemos donar nuestros libros”.

Junto a ella está Melanie, quien rescata el espacio de cuentacuentos con el que la recibieron al llegar a la Feria del Libro. “Te dejan mucha enseñanza, es todo muy entretenido”, dice. “No soy de leer”, admite, “pero hay un libro que leí que se llama Bajo la misma estrella y me encanta muchísimo”. También resalta la tarea de los docentes para transmitirles el hábito lector.

“Cada trimestre, leemos un libro y al final nos toman una prueba; este viernes tenemos una y nos tenemos que disfrazar. No solamente nos expresamos con palabras si no también con acciones, y está muy bueno”, cuenta.

Alexis recorrió todos los stands que se instalaron en el Fontanarrosa y asegura que “es necesario incluso que se le dé más importancia la Feria del Libro, más ahora que se está perdiendo la lectura o transformando en otra cosa con las redes sociales”. “Creo que se tiene que seguir haciendo”, considera, al tiempo que asegura que “es lindo leer, algo que te guste vas a encontrar seguro”.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF