El peronismo pondrá objeciones a la prórroga del servicio de Rosario Bus



El concejal Eduardo Toniolli, se mostró bastante escéptico con el futuro. “Acá se adjudicó el nuevo sistema en septiembre, pero nunca se firmó el decreto y nadie da precisiones de qué sucederá. Mientras tanto, el tiempo pasa y en agosto se vence la prórroga que tiene Rosario Bus para seguir prestando el servicio, que a nuestro entender es pésimo, por lo que llegada esa fecha no vamos a avalar que esa empresa siga operando en Rosario”, anticipó.

Según los estudios realizados por su equipo, la firma Rosario Bus es la que peor prestación brinda en la ciudad, de acuerdo a la valoración que hacen los usuarios.

“Además, en medio de esta crisis, la Municipalidad hace la vista gorda y la deja sacar unidades y espaciar las frecuencias sin sancionarla”, indicó. Mientras tanto, no hay voces oficiales que expliquen qué sucederá con el futuro del sistema de transporte rosarino.

“La intendenta nos convoca para analizar la reforma constitucional, pero no nos llama para que juntos busquemos alternativas a la crisis del transporte”, sentenció.

Según sus estudios, entre 2016 y 2017 se vendieron 8 millones de boletos menos y bajó un 6,5 por ciento la cantidad de usuarios.

La misma visión tiene Sukerman. “El servicio es malo y caro, en agosto se vence la prórroga, y si no arranca el nuevo sistema algo habrá que hacer. Creo que el municipio debe hacerse cargo, como ya lo tendría que haber hecho en 2015”, indicó el edil.

Algo es seguro, mientras el sistema atraviesa días tormentosos, quienes tienen que dar explicaciones no aparecen y el futuro es cada vez más incierto.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF