El vicepresidente de Estados Unidos dijo que "no se quedarán de brazos cruzados por la situación en Venezuela"

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró hoy que su gobierno “no se quedará de brazos cruzados mientras Venezuela se derrumba en dictadura y opresión”. Consultado por los periodistas sobre las posibles opciones que el gobierno de Donald Trump tiene sobre la mesa para continuar aumentando la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro, incluidas las sanciones sobre el petróleo, Pence evitó dar precisiones.

“Como dije en la OEA, hacemos un llamamiento al régimen de Maduro para que restaure las instituciones democráticas, deje de lado esta elección simulada que se avecina en los próximos días, restablezca la democracia en su país y lo abra a la ayuda humanitaria”, agregó el vicepresidente, antes de dar comienzo a un almuerzo de trabajo con representantes del centro de estudios Consejo de las Américas.

Pence hizo referencia al viaje que realizó el año pasado por la región latinoamericana y aseguró haber conocido “a un puñado” de los dos millones de personas que ya entonces habían huido de Venezuela “debido a necesidades médicas, de privación y de hambre”.

 “El presidente Trump está absolutamente comprometido a hacer lo necesario, trabajando con nuestros aliados en la región, para restaurar la democracia en Venezuela”, agregó el vicepresidente, quien esta semana se dirigió ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para realizar un nuevo llamamiento sobre el país caribeño.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF