Estudiantes se lo empató a Central en la última pelota del partido


En Arroyito, Central y Estudiantes igualaron 1 a 1 en el cierre de la Superliga de Fútbol. El elenco auriuazul lo ganaba con gol de Ruben, pero en el minuto final del encuentro, el Pincha lo igualó por intermedio de Bazzana, cuando se jugaba el tercer minuto de descuento. Ambos cortaron una larga racha adversa sin conseguir puntos.

Los equipos que se enfrentaron esta noche llegaban al Gigante en racha negativa, sin entrenadores titulares y buscando cerrar un mal torneo. La primer llegada fue a los 11' minutos tras un centro desde la derecha, Camacho metió el cabezazo que se fue por arriba del travesaño.

Tras un fuerte remate de Andujar desde abajo, Estudiantes llegó con peligro, Ledesma apenas puso las manos para desviar el balón ante un buen remate de Lattanzio, en la más peligrosa del Pincha de toda la primera etapa.

Las acciones eran muy parejas, a un foull de un lado, le seguía otro, la pelota volaba de un lado a otro, parecía casi un partido amateur, con muchos pibes de cada lado. Tras un buen desborde de Camacho por izquierda, Da Campo alcanzó a rematar al arco, pero su remate fue contenido por el arquero visitante.

En una jugada con varios rebotes, que llegó desde la izquierda, Ruben anticipó a todos los defensores, remató, la pelota rebotó otra vez y tomando su propio rebote y tras algo más de seiscientos largos minutos volvió a marcar un gol en Central, quizás el último.

Con el resultado adverso, Estudiantes fue atacar a una defensa de Central demasiado desordenada, que se complicaba sola ante cada embestida del rival. Tras una gran subida de Ruiz Díaz, Ledesma la aseguró abajo, en lo que era el empate, tras un remate de Apaolaza, que hubiera sido justo por lo realizado en los primero 45'.

En el segundo tiempo Chamot sacó a Camacho, que estaba amonestado, y puso a López Pisano, buscando algo de fútbol, pero nunca lo encontró. Sus jugadores fueron retrocediendo, regalando el campo y el balón al contrario, que no tenía la menor ida de que hacer con ella. Los auriazules se empecinaban en jugadas individuales, con poca participación de los delanteros.

Central fue dilapidando contras, incluso en superioridad numérica, olvidándose que eso que está clavado en el centro del campo contrario y tiene tres palos blancos se llama arco, entretenía la pelota, la hacia circular, dejaba pasar el tiempo pero sin buscar aumentar, estaba conforme con el resultado y cuidando el 1 a 0.

De tanto cuidarlo, se olvidó de jugar y recibió su merecido sobre el final, cuando Estudiantes llegó al descuento por intermedio de Bazzana, que puso el pie a un cabezazo y venció a Ledesma para poner la merecida igualdad, que les dejó a ambos sabor a poco, pero el visitante lo terminó festejando como un triunfo, ya que estaba tan sólo segundos de perderlo. 





Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF