Los alimentos y productos importados encabezan el traslado a precios de la devaluación


Las alimenticias comenzaron a enviar a supermercados y almacenes su listado con incrementos que rondan entre 5 y 10 por ciento. En otros casos, como los insumos para computación, las remarcaciones se realizan rigurosamente acompañando la depreciación del peso, ya que en general se trata de productos importados.

Ya hay alzas en bebidas, como las gaseosas y las cervezas, derivados de la harina como los panes lacteados y las distintas variantes de aceite, indicó un referente del sector supermercadista consultado. Incluso, en el caso de la harina y el aceite, los mayoristas, supermercadistas y almaceneros coinciden en haber recibido ya dos remarcaciones desde que arrancó mayo.

El sector comercial venía sufriendo un fuerte impacto en los precios como consecuencia del alza en las tarifas y en los combustibles durante abril, por lo que la devaluación, y cierta dosis de especulación, sumaron más presión aún para los consumidores.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF