San Pablo venció a Central por 1 a 0 y lo eliminó de la Copa Sudamericana


San Pablo de Brasil eliminó a Rosario Central de la Copa Sudamericana  al vencerlo por 1 a 0 en el partido de vuelta en un encuentro disputado en  el Morumbí. El único gol del partido fue convertido por Souza, a los 16' del segundo tiempo. Habían empatado sin goles en el Gigante de Arroyito. Unos mil hinchas canallas acompañaron al equipo.

Central arrancó cauteloso, con un solo punta, cuidando el resultado y quizás los penales, pero mostrando varias falencias defensivas. Solamente gracias severos errores de San Pablo pudo mantener el arco cero durante los primeros minutos donde el local lo empujó contra su arco.

En el primero de los ataques, el delantero le erra a la pelota cuando estaba en posición inmejorable. En el segundo, tras una jugada combinada y en clara posición de gol, sólo abajo del arco y con Ledesma vencido no puedo mandar la pelota al fondo del arco. Después, Ledesma le saca un gol casi hecho a Nené, con gran tapada abajo.

Transcurridos algunos minutos, el Canalla fue saliendo algo más adelante en la cancha. Subidas de Ferrari por derecha, alguna de Parot y de Camacho por izquierda derivaron en faltas y pelotas paradas que Gil la pusieron el área, pero nunca pudieron ganar los atacantes auriazules.

De las las pocas aproximaciones de Central podrían contarse un tiro desde afuera del área de Da Campo y otro remate del volante en mejorable posición, que eligió pegarle al primer palo en vez de cruzarla cuando tenía una buena chance de gol. Tras sufrir en los primeros minutos, el elenco auriazul emparejó en la segunda mitad del primer tiempo, que finalizó con el marcador cerrado.

En el segundo tiempo Central salió con mayor decisión, se hizo de la pelota, ante un San Pablo que parecía desconcertado. Pereyra tuvo la más clara para Central en todo el encuentro tras un centro atrás de Ruben, pero su remate se fue apenas desviado. Pero, San pablo encontró un gol de Souza a los 13', tras un desborde por izquierda, un posterior revote en el palo y el delantero que apenas llegó para empujarla.

Central estaba jugando mejor que el rival pero recibió el cachetazo letal. San Pablo retrocedió, regaló campo y balón pero los de Chamot no supieron aprovechar las circunstancias de un rival replegado, que ya no quería jugar, y que invitaba a ser atacado. Herrera ingresó para acompañar al solitario Ruben, y el entrenador demoró demasiado los ingresos de Lovera y Zampedri, casi cuando el partido se moría.

Incluso sobre el final el visitante quedó con dos hombres más, en medio de pierna fuerte y algún tumulto, pero increíblemente, hasta teniendo un tiro libre a favor la puso en el área para aprovechar la superioridad numérica. Sin jugar mal, Central cayó dignamente ante un rival que no mostró ser superior en toda la llave, y le queda la espina de haber estado cerca y no ganarlo por su propia impericia. 



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF