Argentina igualó con Islandia 1 a 1 en su debut en Rusia


En el primer partido del Mundial de Rusia Argentina e Islandia igualaron 1 a 1 con goles de Agüero y Finnbogason en el primer tiempo. En la segunda mitad, Messi dispuso de un penal, pero su remate fue atajado por Halldórsson. Los de Sampoli dominaron las acciones y jugaron mejor, pero no pudieron marcar diferencias. El próximo jueves, Argentina enfrentará a Croacia desde las 15.

Desde el comienzo del partido Argentina intentó hacerse del balón, manejarlo prolijo, sin apurarse para salir, ante una Islandia cautelosa, que esperaba incluso con todos sus hombres en su propio campo, sabiendo que su partido estaba en una contra o alguna pelota parada.

Salvio y Tagliafico prácticamente eran volantes por afuera, pero con Mascherano y Biglia la pelota no salía rápida desde la mitad. Di María no podía imponerse por izquierda, ni Meza por derecha. Messi demasiado rodeado y Agüero solo arriba.

El Kun aprovechó un disparo desde afuera para pararla en el área , se dio vuelta y de zurda marcó el primero que parecía abría el partido. Pero Islandia lo empató enseguida, en segunda pelota, tras un rebote en Caballero, Finnbogason anticipó a todos y puso el empate. Tras la igualdad el partido retomó el planteo inicial, Argentina atacando e Islandia defendiendo.

Argentina cayó en la confusión, Islandia volvió a regalarle el campo y la pelota pero los de Sampaoli no lograban juego colectivo, trasladaban demasiado el balón, sin generar peligro. La Messi dependencia se hizo notoria durante la primera mitad, y casi nadie miró el arco contrario sin tratar de asociarse con el capitán, a veces en exceso. Por el contrario, cada vez que Islandia exigía los desacoples defensivos quedaban al descubierto.

Argentina demostraba ser dos equipos en uno, con movilidad cuando atacaba, pero mostrando enormes desacoples cuando defendía, con una defensa improvisada, que nunca había jugado junta, y con jugadores fuera de sus puestos naturales.

Agüero intentaba retroceder algunos metros para asociarse con Messi, Di María encaraba por su lateral, pero Argentina no podía entrar. Banega reemplazó a Biglia para buscar más fútbol y Mascherano quedó sólo para marcar, pero casi no se notó, es más, terminó hasta siendo de lo mejor. Islandia se animó a salir un poco más, apenas un poco, lo suficiente para inquietar.

A veces amontonar jugadores de buen pie no implica jugar mejor, los que tienen desequilibrio estaban siempre muy marcados y al elenco nacional le faltaba claridad. Tras un centro de Messi bajaron a Meza en el área y el arquero contuvo el disparo de Messi, débil y anunciado.

Argentina se repetía con centros para nadie, Messi no podía con su marca escalonada y cada remate encontraba una pierna rival para sacarla. El libreto albiceleste carecía de sorpresa, Meza comenzó a meterse un poco en el partido, pero parecía poco. Pavón ingresó por un Di María intrascendente, pero el área rival era un cúmulo de camisetas blancas. En su primer desborde le cometen penal, pero el polaco ya había cobrado uno.

Higuaín entró a buscar la heroica, para que los centros tengan destinatario, pero el empate parecía sellado. Messi tuvo la última, pero su derechazo se fue desviado. Terminó en empate, el elenco nacional mereció más, pero defenderse también forma parte del juego, e Islandia lo hizo bien y lo dejó con un sabor amargo.













   







Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF