Operativos vehiculares terminaron con remisiones por documentación y alcoholemia





Este fin de semana la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal desarrolló extensas intervenciones nocturnas con traslados al corralón. Se ejecutaron intervenciones especiales contra motociclistas infractores. Además de proponerse la fiscalización de las condiciones de conducción, se focalizaron en las actuaciones irregulares de motociclistas en la vía pública corroboradas por los agentes municipales y efectivos policiales.

De acuerdo a lo que precisó el secretario Guillermo Turrin entre el jueves a la noche y la madrugada de este domingo, agentes de las áreas de control e integrantes de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, efectuaron extensos operativos de prevención y control vehicular en zonas muy frecuentadas.

Durante las intervenciones se inspeccionaron condiciones de conducción y seguridad vial en el marco de las cuales se practicaron test de alcoholemia y se exigió la tenencia de documentos reglamentarios.

 En este sentido, anoche se concretaron 191 procedimientos con el saldo de 19 remisiones por consumo de alcohol al volante, siendo de 1.88 gramos el registro más elevado.

Cabe destacar que en la noche de viernes, se desplegaron intervenciones focalizadas en el accionar de motociclistas, que fueron denunciados por vecinos asentados en bulevar Oroño y Jujuy y detectados por agentes estatales, que infringen las normas de tránsito y desarrollan formas peligrosas de conducción en espacios públicos. Turrin confirmó que se desplegaron operativos sorpresa tendientes a desbaratar a estos grupos que efectúan maniobras riesgosas en plena ciudad.

De acuerdo a lo que precisó, el viernes a la noche, inspectores de la Dirección Municipal de Tránsito y Control Urbano y agentes del escuadrón Tercio Delta del Comando Radioeléctrico incautaron 25 motos en el túnel Celedonio Escalada cuyos conductores habían sido registrados en situaciones de infracción a la normativa de tránsito a lo largo de bulevar Oroño.

Los principales motivos para la retención de los vehículos fueron la falta de documentación, de elementos de seguridad y alteración de patentes. En el caso del auto secuestrado, se pudo comprobar que su conductor tenía niveles de alcohol en sangre incompatibles con la conducción segura.

Al respecto, la Dirección de Tránsito realizará una presentación en la Fiscalía de imputados no individualizados (NN), teniendo en cuenta que el escuadrón del Comando Radioeléctrico que actuó también elevó un acta de procedimiento a partir de la cual se podría identificar a algunas motos o personas que podrían estar vinculadas con distintos hechos delictivos o vandálicos, al margen de las actuaciones informadas.

Turrin explicó que desde la Secretaría de Control se trabaja contra la promoción de la conducción irresponsable y peligrosa que imponen estos grupos que desconocen no sólo las normas de tránsito sino también el respeto por la libre circulación y uso del espacio público. La semana pasada en el extremo sur de Oroño, entre Battle y Ordoñez y 27 de Febrero, se extendió un operativo de control de motos que derivó en la remisión de 14 motocicletas carentes de documentación o elementos de seguridad.

"Reforzamos nuestra presencia como Estado garante del tránsito seguro y la convivencia urbana con mayores controles y la elaboración de estrategias que nos permiten obtener resultados. Sin embargo, es preciso que la ciudadanía comprenda sus derechos y deberes como conductores y peatones, basados en el respeto a las normas que es el principal camino a un uso democrático de nuestra ciudad", terminó.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF