Miembro de la familia real española fue a prisión por corrupción


Llegó a ser “el yerno ideal” del rey Juan Carlos I, pero desde este lunes, el ex jugador olímpico de basketbol Iñaki Urdangarin, casado desde 1997 con la infanta Cristina, se encuentra en prisión por corrupción. Seis años y medio después de su imputación y con otro rey en el trono, su cuñado Felipe VI, el ex duque de Palma entró discretamente en la cárcel de Brieva, un pueblo a unos 100 km de Madrid, para empezar a cumplir su pena de 5 años y 10 meses de prisión.

Su delito: malversar varios millones de euros de dinero público a través de la fundación Nóos que presidía y que puso en serios aprietos a la Corona.

Durante 14 años fue miembro de pleno derecho de la familia real: desde el 4 de octubre de 1997, la fecha de su suntuosa boda con Cristina de Borbón, hasta el 12 de diciembre de 2011, cuando fue declarado persona non grata por la Casa Real y apartado de los actos oficiales por su conducta “poco ejemplar”.

Cuatro años después, su joven cuñado, convertido en el rey Felipe VI, le retiraría el título de duque de Palma, otorgado el día de su matrimonio.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF