Victoria "Leona" Bustos, una campeona rosarina que busca revancha


Rosarinoticias estuvo el miércoles por la tarde con la boxeadora rosarina Victoria "Leona" Bustos en el gimnasio donde entrena, en pleno barrio Ludueña de nuestra ciudad. "A mí siempre me gustaron todos los deportes, desde chica siempre hice deportes, pero no había uno que yo dijera es para seguir una carrera profesional", comenzó diciendo la ex campeona mundial, que busca otra chance de volver a calzarse pronto un cinturón.

"Un día salí del trabajo, en ese momento estaba trabajando en un supermercado, vi un panfleto de boxeo en la calle y dije bueno voy a ir a ver el festival. En ese momento pensé: "Qué lindo es este deporte yo puedo ser campeona  del mundo".

"Tito fue mi primer entrenador de boxeo, comencé con él de cero, a pesar que respondió a mi llamado diciéndome yo no entreno mujeres". "Mira que yo voy a ser campeona del mundo", le contesté. Me pregunta ¿Cuántas peleas tenes vos?. "No, yo nunca le pegué una bolsa no sé ni cómo se le pega entonces se ríe y me queda mirando, y me dice,  se empieza saltando la soga, tampoco sabía y hasta eso me tuvo que enseñar".

"Al mes estaba debutando con mi primer pelea. Con él hice toda mi carrera amateur y me acompañó  hasta mi cuarta pelea profesional". "Después me cambié de gimnasio, porque él ya estaba grande, y él mismo me dijo que buscara otro entrenador, porque no podía conseguirme peleas, porque no tenía  contactos para hacerme llegar a campeona del mundo". "Luego de ahí nos apartamos y seguí con mi carrera profesional hasta el día de hoy, pero siempre lo recuerdo con cariño y le estoy muy agradecida".

Consultada acerca de cuáles son sus principales referencias dentro del mundo del boxeo, Victoria responde que los mejores boxeadores están en la Argentina. "No por nada es el país que más campeones del mundo mujeres tuvo la historia, y va a tener seguramente más adelante muchísimas más".

"Si bien yo perdí y ya no soy campeona del mundo ese momento había veinticinco campeonas de nuestro país, a pesar de las dificultades económicas, y que no nos podemos dedicar pura y exclusivamente al deporte,  porque la mayoría trabaja, y tiene otras responsabilidades, con hijos, y para la mujer no es solamente venir y entrenar sino después seguir con el trabajo en casa".

"Así que se hace muy duro, por eso digo que las mejores boxeadoras están acá, porque sin nada llegan tan lejos, cuesta mucho mantenerse, no es sólo llegar esperemos que con los años esto cambie".

Sobre cómo se prepara para una pelea, Bustos nos dijo: "Prepararse bien es muy sacrificado siempre  tratamos de estar lo mejor posible, aunque no siempre se puede a veces estamos siete, ocho puntos, porque todas las rivales son durísimas todas se preparan mucho para cada pelea".

"A veces uno sube y no pueda ser siempre excelente, y a veces la gente se enoja y es entendible la gente siempre espera que una de el máximo siempre y no siempre se puede, aunque lo trate".

"Tengo un equipo muy bueno, mi preparador físico es excelente, con el "Ruso" Arriega siempre hacemos una pretemporada espectacular, ante cada pelea buscamos estar listos, llegar con aire, con resistencia con fuerza y en la parte técnica, Rodolfo Cañete qué es un profesional total es el encargado de estudiar a las rivales y todo lo que vamos a hacer en pelea".

"En ese sentido, gracias a Dios tengo un gran equipo de trabajo, que siempre está al lado mío, para  poner su granito de arena, que para ellos es poco, pero para mí su ayuda enorme. Toda la gente que me rodea y no quiero olvidarme de mis sparrings me da mucho cariño siempre".

"Uno no llega solo, hay un equipo muy grande detrás de cada campeón". "Por ejemplo hoy es feriado dice <en referencia al miércoles 20 de junio cuando la entrevistamos> y acá estamos, entrenando".
"Yo podría venir sola, pero no es lo mismo y ellos están al lado mío. Es un conjunto de todos todos empujamos para el mismo lado y cuando un día una no está bien, el resto se encarga de darle fuerza".
"Todos juegan un rol muy importante en el equipo".

Ante la consulta que siente cada vez que sube al ring, Víctoria nos dijo "la verdad que yo lo definiría en una sola palabra; felicidad, boxear para mí es todo, lo que a mí me da el boxeo no me lo da absolutamente nada, cuando subo al ring me siento feliz y me olvido de todo"

"Siento por el deporte es algo hermoso que hay que tomar como ejemplo de vida para inculcárselos a los chicos". "El deporte obligatorio y gratuito debería ser incluido en la enseñanza de los chicos".
"Hay algunos deportes como el Polo, como el Hockey o como el Rugby, que son más elitistas, que no todos pueden hacer, pero todos pueden hacer boxeo y cualquiera puede agarrar una pelota y jugar en un potrero, de donde salen la mayoría de los campeones del mundo".

Cuando se le preguntó cuál fue la rival más difícil que le tocó enfrentar, la boxeadora rosarina nos dijo, "Todas, porque cada una tiene su estilo, sus mañas y todas vienen preparadas para ganarme las rivales son excelentes todas tienen algo que a uno lo preocupa y me hacen exigirme más".

"Toda pelea es diferente y siempre uno tiene que estar mejor que la rival, eso también es un peso para el campeón o para el que está peleando, siempre hay que estar al máximo aunque no siempre se puede".

Recordó como su pelea más pareja cuando se enfrentó a Erika Farías, fue su sexta pelea; cuando se hizo conocida. "No le gané, para ganarle a una campeona del mundo tenes que hacer mucho mérito porque se viene rompiendo el alma por sostener, pero creo que fue una pelea bastante pareja". "Yo tenía en ese momento seis peleas nada más, y estaba enfrente de una campeona que defendía por octava vez su título del mundo".

"Creo que también mi última pelea en los Estados Unidos fue muy pareja, y no fue una diferencia como la que marcaron los jurados, pero allá pero es entendible, uno fue a pelear a su casa, pero esto tiene el boxeo, a veces uno no espera los resultados que se dan, porque espera el respeto que se merece por romperse el alma entrenando, pero hay miles de cosas que están detrás, pero ya estamos predispuestos a saber que a veces, en este deporte te pueden jorobar". "Son frecuentes los fallos injustos, te pueden no dar el resultado que te mereces y el boxeo es así, el fútbol y otros tantos deportes".

Señaló que "es muy triste no poder vivir sólo del boxeo. y tener que hacer otra actividad para poder sostenerse". "Hay muchos chicos talentosos que no pueden dedicarse por falta de recursos". "Yo me levanto a las cuatro y media dela mañana, a mi casa llegó cerca de las tres de la tarde, trabajó diez horas por día, como a las corridas y vengo a entrenar al gimnasio, y eso es dar mucha ventaja a los rivales". "En otros países se entrena dos y tres veces al día, se hace difícil poder sostener un nivel bueno" de esta forma.

"Cuando no se puede estar en las condiciones óptimas por más corazón y garra que se le ponga se dan ventajas y eso es muy triste y los resultados se ven ahí. Sé que el boxeo femenino no hace la cantidad de años que está como el boxeo masculino y con el tiempo pienso que esa tendencia debería revertirse".

"Nosotras venimos del hombre en este deporte, pero no todo es negativo", dijo. "Si miramos diez años para atrás, el boxeo femenino creció mucho". "Creció a pasos agigantados, hasta ahora, mi última pelea, que fue los Estados Unidos ante la irlandesa Katie Taylor, fue transmitida por la cadena HBO cosa que jamás había ocurrido en la historia y eso habla de un crecimiento del boxeo femenino". "Quizás de acá a algunos años más esto cambie y una deportista femenina pueda vivir del boxeo y pueda dedicarse solamente a boxear".

También abogó por la equiparación de salarios entre hombres y mujeres especialmente en el deporte. "Yo no voy a decir que los hombres ganan mucho porque seguramente se lo merecen, pero la mujer también, nosotros no ganamos lo que tendríamos que ganar y no nos podemos dedicar al boxeo con exclusividad". Destacó que no recibe aportes por parte de entes estatales, se apoyan a los boxeadores, pero solamente a los amateurs.

Sobre sus próximos compromisos profesionales, nos dijo "estamos esperando que pase el Mundial para poder traer nuevamente un título del mundo a Rosario y pelearlo acá". Dijo qué piensa seguir en la actividad hasta tanto pueda comprarse una casa, para para ella y para su mamá.

"Después el boxeo para mí se termina, porque son muchos años de mucho sacrificio dedicación y de felicidad también, porque el boxeo para mí es eso". El boxeo me dio mucho, pero también después quiero hacer otras cosas". Seguramente Victoria algún día podrá concretar sus deseos. "Quisiera tener un bar dijo, para dedicarme a la repostería, que es lo que me gusta".

Dejamos a Victoria entrenando duro, metiéndole a fondo, como siempre, junto a su equipo de colaboradores para concretar su revancha por otro título mundial superligero. Es un ejemplo de lucha y tesón, es rosarina, de 29 años y  tuvimos el gusto de entrevistarla y el placer de conocer a una gran persona, y una excelente profesional de un deporte rudo, pensado en principio para hombres, que hoy en día, las chicas, como tantos otros han hecho suyo.



*Paulo Viglierchio, especial para rosarinoticias.com

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF