Desbarataron a una banda que robaba datos de tarjetas y estafaba con un 0-800 apócrifo


La Policía de Investigaciones de Rosario logró desbaratar una banda que colocaba “pescadores” en cajeros y engañaba a sus víctimas para robarle datos personales y luego vaciar sus cuentas. Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) desarticuló una banda que operaba en la ciudad de Rosario y en provincia de Buenos Aires.

Los delincuentes se dedicaban a robar tarjetas en cajeros y obtenía datos de sus víctimas con un 0-800 falso. Tras una extensa investigación lograron detener a dos de los tres integrantes de la banda, Manuel A., de 35 años, de la ciudad de Mar del Plata y a Fernando L., de 38 años, de la localidad de La Reja. Desde PDI Rosario informaron que se continúa trabajando para dar con el paradero del tercer integrante quien se encuentra prófugo.

Desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe recomiendan extremar precauciones en caso de que un cajero automático retenga la tarjeta de un usuario.

Según informó Martín Rey, del área de Investigaciones de PDI, los allanamientos que lograron dar con la detención de parte de la banda, se sucedieron en La Reja y Mar del Plata, en provincia de Buenos Aires. Por otro lado, Rey explicó que como parte de la investigación se realizaron intervenciones telefónicas que arrojaron que la banda había cometido 32 hechos de similar modalidad, todos en Capital Federal y el Conurbano Bonaerense.

Dado esto, se dio intervención al Departamento de Investigaciones de la Comuna 12 de la Policía de la Ciudad de Bs As y a las DDI de Moreno y Mar del Plata de la Policía Bonaerense, solicitando las órdenes correspondientes para los registros domiciliarios y la detención de los causantes. En cuanto a la forma en que actuaban, la PDI pudo establecer que la operatoria de la banca constaba de la intervención de tres personas en diferentes momentos y por diferentes vías.

El primero era quién se mostraba ante las víctimas como un falso cliente ocasional que quería ayudar, el segundo era quien telefónicamente se hacía pasar por personal del servicio técnico del banco y el tercero era quien, al finalizar la operación, retiraba el dispositivo colocado en el cajero junto con la tarjeta sustraída.

Concretamente, la manera de operar de esta banda constaba en colocar un dispositivo en la ranura del cajero automático donde ingresa la tarjeta que trababa de inmediato la tarjeta colocada. Una vez que esto sucedía, se presentaba uno de los sujetos imputados simulando ser un cliente ocasional y, mostrándose solidario con la potencial víctima, le cedía su teléfono para que esta realice una llamada a un teléfono 0800 que el mismo brindaba, poniéndolos en verdad en contacto con el embaucador.

De esta manera, este último, aduciendo practicar una operación de reintegro de la tarjeta, se apoderaba de sus datos personales, mencionando que la tarjeta fue inhabilitada y dada de baja. Posteriormente se presentaba un tercer sujeto que se ocupa de retirar el dispositivo junto con la tarjeta.

Desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe aconsejan, que en caso de que una terminal de cajero automático retenga una tarjeta, en primer lugar seguir las indicaciones que existen en las terminales de cajeros automáticos para evitar ser víctimas de estafas. Recordar que los datos de las cuentas bancarias son personales e intransferibles.

Vale destacar también que ninguna entidad bancaria podrá solucionar el inconveniente mediante un llamado telefónico. Por otra parte, advirtieron que, en caso de notar alguna persona en actitud sospechosa dentro o fuera del cajero, inmediatamente de comunicación a la Central de Emergencias 911, ya que los delincuentes, en muchos casos, esperan a que la víctima deje el lugar, para recuperar la tarjeta sustraída.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF