Economistas advierten sobre alto costo de la legalización del aborto en el país


Un reciente informe elaborado por economistas sobre el costo de la legalización del aborto sostiene que, de incorporarse esta práctica al sistema público de salud, el Estado debería desembolsar al menos durante el primer año (equivalente al 20% del recorte anunciado por el Gobierno) y una cifra cada vez mayor en los subsiguientes períodos. Profesionales de Ciencias Económicas analizaron el costo de la práctica a nivel global y su estimado en precios locales.

La aplicación de la pretendida ley representa un 20% del ahorro que el Gobierno pretende conseguir con el reciente decreto que recorta gastos. Un reciente informe elaborado por economistas de diversas partes del país sobre el costo de la legalización del aborto sostiene que, de incorporarse esta práctica al sistema público de salud, el Estado debería desembolsar al menos 4.000 millones de pesos durante el primer año (equivalente al 20% del recorte anunciado por el Gobierno) y una cifra cada vez mayor en los subsiguientes períodos.

Tal es el resultado que refleja el estudio titulado "El costo de la ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE) en Argentina", elaborado por los Profesionales de Ciencias Económicas a Favor de la Vida.

Los economistas autoconvocados para el estudio fundamentan sus conclusiones en un estudio comparado con "proyecciones razonables relativas a la evolución de las cantidades de abortos realizados en diferentes lugares del mundo, donde la práctica ya es legal", en base a datos oficiales y públicos.

En segundo lugar, y en función de datos del mercado de suministros y servicios de salud, estiman el costo promedio de un aborto farmacológico en Argentina, considerando también las complicaciones derivadas de ellos, y de un aborto con intervención quirúrgica.

En tanto, la investigación afirma que "el costo promedio de un aborto a nivel mundial es de 424 dólares para el caso farmacológico y de 726 dólares en el caso del aborto quirúrgico". Teniendo en cuenta que un aborto farmacológico requiere análisis de laboratorio, ecografía, consulta médica y medicamentos abortivos, y tras consultar los datos de obras sociales y nomencladores públicos de salud, se estima que la práctica del aborto cuesta, hoy día, 7.035 pesos, sin días de internación; caso contrario, el costo es de 8.885 pesos.

En el caso del aborto quirúrgico, el costo se multiplica entre dos y tres veces, y asciende aproximadamente a los 33.000 pesos. El punto es especialmente importante si se considera que la ley prevé la posibilidad de abortar más allá de la semana 14 y sin plazo final, es decir, incluso hasta el noveno mes. En consecuencia, si en Argentina se realizan 500.000 abortos al año -tal como proponen los impulsores de la ley- la implementación del aborto legal tendría un costo muy cercano a los $ 4.000 millones durante el primer año de aplicación.

Esto, tomando como supuestos de que el 100% de los abortos sean de tipo farmacológico, con una tasa 0% de complicaciones post-aborto, y excluyendo del análisis los abortos hechos con posterioridad a la semana 14.

Los economistas observan que "el costo para el primer año de aplicación (4.000 millones de pesos) equivale al 20% del ahorro que el Gobierno nacional procura conseguir a partir del reciente decreto que congela contrataciones, reduce el uso de la flota de vehículos oficiales y recorta contrataciones con universidades nacionales", en aras del pretendido ahorro.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF