El FMI considera que Argentina podría no poder pagar su deuda


El Fondo Monetario Internacional publicó su evaluación interna sobre la economía argentina. El primer informe de revisión que el organismo envió a la Argentina no augura un buen pronóstico para 2019. Al menos, no confía en alguno de los planes económicos del Gobierno. El informe, recalca que para acceder al segundo desembolso, el del 15 de septiembre, deberá cumplir con la meta de inflación, del 17% para el próximo año, y también con la meta del déficit fiscal, del 1,3%.

Respecto al camino para alcanzar esa meta fiscal, el FMI tiene una incertidumbre: cómo hará el Gobierno para obtener más recursos. El organismo plantea que el Ejecutivo no podrá mantener el esquema pactado de la reforma tributaria para los distintos sectores de la economía, que tenía metas y que en 2019 tendría una nueva rebaja impositiva.

El FMI considera que el Gobierno deberá aplicar una especie de pausa de esa reforma de la ley aprobada con consenso de la oposición. Otra de las dudas del organismo está relacionada con las retenciones por exportación al sector agropecuario.

Postergar la rebaja de las retenciones a las exportaciones de soja, reducir la cantidad de empleados públicos y establecer un techo para los aumentos salariales de esos trabajadores del 8 por ciento hasta junio de 2019 son algunas de las medidas ofrecidas por el Ministerio de Hacienda para acceder al programa de financiamiento condicionado.

El demorado paquete de documentos consta de 125 páginas donde los técnicos del organismo multilateral ofrecen detalles hasta ahora desconocidos del acuerdo que habilitó el crédito stand-by por hasta 50.000 millones de dólares durante tres años. El informe reitera la intención oficial de “amortizar” los activos del Fondo de Garantías de Sustentabilidad de la Anses y suma a ese listado la venta de tierras. Aunque el Staff del FMI afirma que la deuda externa es sustentable advierte que “no con una alta probabilidad”.

“Hay riesgos importantes para la sostenibilidad de la deuda”, advierte el documento del organismo conducido por Christine Lagarde. “El tamaño de las necesidades brutas de financiamiento fiscal en un escenario de estrés (financiero).

La gran participación de la deuda en moneda extranjera (lo que hace que la dinámica de la deuda de Argentina sea susceptible a un debilitamiento sostenido del tipo de cambio real) y las grandes necesidades de financiamiento externo que, según la experiencia internacional, ha demostrado ser un fuerte predictor de una crisis de deuda”, afirma el documento al advertir sobre los riesgos asociados a los niveles de endeudamiento externo.

El plan de endeudamiento del Gobierno es, a los ojos del FMI, inviable. Cree que puede llegar haber algún inconveniente en el pago de los compromisos ya asumidos por este y el anterior gobierno, sobre todo porque este Gobierno apuesta al endeudamiento en dólares para contener la corrida cambiaria que impulso la suba de la divisa estadounidense.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF