En el primer semestre el déficit comercial se ubica muy cerca del proyectado para todo el año


A causa del dólar alto, las importaciones cayeron un 7,5% interanual en junio, por lo que el déficit comercial se achicó a u$s 382 millones, informó este miércoles el datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). De este modo, el rojo comercial mostró su nivel más bajo desde enero de 2017. Más allá de esto, el Intercambio Comercial Argentino (ICA) registra 18 meses consecutivos de déficit.

En junio, según el INDEC, las exportaciones bajaron 1,4% interanual a u$s 5.076 millones, mientras que las importaciones retrocedieron 7,5% a u$s 5.458 millones. Si bien el desequilibrio de junio fue bajo, el acumulado en los primeros seis meses ya casi duplica los u$s 2.616 millones de igual período del 2017.

El déficit del primer semestre se ubica muy cerca del proyectado en la ley de Presupuesto para todo el año, de u$s 5.600 millones. En los primeros seis meses del año, las exportaciones registran un aumento del 5,5% respecto de igual período del 2017, mientras las importaciones crecen 13%, en forma interanual.

En las exportaciones, los precios del comercio exterior subieron 9,8%, mientras las cantidades vendidas al exterior se contrajeron 10,2%. En importaciones, los precios de junio subieron 4,7% mientras las compras en cantidades bajaron 11,7% respecto de igual período del año anterior. "Es esperable que la caída de las importaciones como consecuencia de la contracción económica permita detener el ritmo de crecimiento del déficit externo en lo que resta del año y achique el desbalance.

Los últimos eventos devaluatorios muestran un patrón similar. Las importaciones suelen caer por el salto del tipo de cambio, mientras que las exportaciones no reaccionan al alza", destacó un informe de la consultora Radar.

Por el lado de las importaciones, la caída de las compras de bienes de capital (-16,9%) hace prever que el impacto de la corrida en la inversión privada será importante. Vale decir que gran parte del crecimiento de inversión que mide el PBI se basó en bienes de capital importados, por lo que la suba del tipo de cambio -y la restricción de liquidez internacional para Argentina- golpea este componente de la demanda agregada, señaló Radar.

Por el lado de las exportaciones, el desempeño sigue siendo explicado por el complejo sojero, que acumula una baja de -16,5% en el año. Sin contar soja y derivados, las exportaciones crecieron 15,2% durante los primeros seis meses del año.

Se destacan los envíos de manufacturas industriales a Brasil (+26,6% en el año, +23,4% en junio), lo que está explicado casi en su totalidad por las mayores ventas de vehículos: se incrementaron 36,7% en el año y significaron el 81,7% del crecimiento de las exportaciones a dicho destino, concluyó la consultora.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF