Macri vuelve de viaje y tiene nuevos recortes del gasto público para negociar con las provincias


El Gobierno tendrá que convencer a las provincias que hagan un recorte de 100 mil millones de pesos y que le aprueben ese ajuste en el presupuesto nacional, que Macri enviará al Parlamento el 15 de septiembre. Las negociaciones, que técnicamente están en manos de los ministros de economías de las provincias y su par nacional, Nicolás Dujovne, son encabezadas por los gobernadores.

El achique de gastos, que para el Estado nacional está previsto en otros 200 mil millones pesos, tiene que ver con el objetivo de Mauricio Macri de cumplir con el acuerdo con el FMI. Esas metas establecen una reducción a 1,3 por ciento del déficit fiscal primario para el año que viene. Pero el dinero se tiene que recortar de algún lado.

El Gobierno piensa transferirles a la Ciudad y a Buenos Aires el costo de los subsidios al transporte y la energía, y al resto de los distritos planea quitarle el Fondo de Incentivo Docente y lo que les corresponde de la recaudación de la soja.

Mañana comenzarán las reuniones en la Casa Rosada. Quedan dos meses para tratar el proyecto de ley en el recinto. Y los mandatarios no están dispuestos a hacer más esfuerzos fiscales porque creen que la Ciudad y la Provincia son los que más generan déficit.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF