Mónica Fein presentó un plan de trabajo para reparar las veredas de la ciudad


En la mañana de este martes 17 de julio, Mónica Fein presentó un plan integral de trabajo para mejorar las veredas en cuarenta barrios. El proyecto, presentado por la intendenta junto al secretario de Gobierno, Gustavo Leone; la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, y el secretario de Obras Públicas, Raúl Álvarez, tiene como objetivo mejorar la transitabilidad de la ciudad.

Así, se incluirán las veredas afectadas por el arbolado, respondiendo a reclamos de vecinos y tras un relevamiento intenso llevado adelante en los últimos meses.

A su vez, se continuará con la reparación de todas las aceras de los Centros Comerciales a Cielo Abierto, en un trabajo que inició el pasado año y que cuenta con una inversión aproximada de 22 millones de pesos.

También se responsabilizará a las empresas de servicios, que deberán responder ante los daños en el espacio público. En el acto realizado en plaza Libertad, la intendenta expresó: “Estamos lanzando junto a las secretarías de Ambiente y Espacio Público y de Obras Públicas, el programa Ver: veredas en reparación, en la cual repararemos siete mil veredas junto a 180 trabajadores de cooperativas.

"Definimos realizar un programa integral, para mejorar las veredas de nuestra ciudad, no solo para quienes andan en cochecitos y para las personas mayores, sino para todos los rosarinos. También queremos reforzar el esfuerzo compartido, tanto en reparación como en las mejoras”.

Es por este motivo que se invita a los frentistas que tienen sus veredas dañadas por el paso del tiempo a repararlas y conocer las diferentes modalidades para hacerlo. Desde el 2017, la Secretaría de Ambiente y Espacio Público asumió el compromiso de mejorar las veredas de los veintisiete Centros Comerciales a Cielo Abierto de la ciudad.

A la fecha ya se completaron ocho y otros cuatro se encuentran en ejecución. Además, y producto del relevamiento del estado de las veredas y los reclamos recibidos por vecinos, se trabaja en el reacondicionamiento de cazuelas de árboles y veredas dañadas por el crecimiento de raíces u otros motivos relacionados con el verde urbano.

Las tareas serán realizadas por 45 cooperativas de trabajo, con alrededor de 180 personas que serán las responsables de concretar las etapas previstas en el plan. Los casos a intervenir fueron dictaminados por ingenieros agrónomos especializados, por lo que cada uno recibirá una solución diferente.

El proyecto total se concretará con una inversión de 133 millones de pesos, siendo un total de 7 mil casos relevados que en diferentes etapas irán recibiendo solución.

“Rosario tiene una alta densidad de árboles, aproximadamente 420 mil, por lo que es indispensable tener un correcto mantenimiento de los mismos.

Así, durante los últimos años se priorizaron los trabajos para mejorar la seguridad y, ahora, sin dejar de hacer lo anterior, vamos a poner el eje en las raíces y los daños que causa su crecimiento”, sostuvo la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello.

 "Hemos relevado cada caso e iniciaremos en trece barrios en este segundo semestre y veintisiete la primera parte del año que viene, llegando a un total de cuarenta a lo largo de un año, resolviendo la totalidad de los casos en ese sector", agregó el secretario de Obras Públicas, Raúl Álvarez.

Al Concejo

La estrategia persigue también involucrar a las empresas de servicios para que se responsabilicen por las roturas provocadas en el espacio público. Es decir que una vez terminados sus propios trabajos de reparación bajo tierra, obligatoriamente deben intervenir el espacio en el que trabajaron y dejarlo en las mismas condiciones.

En ese sentido, Mónica Fein explicó: “El programa Ver es una inversión realmente muy importante, es por este motivo que quiero anunciar que desde la Municipalidad de Rosario preparamos un proyecto que tiene como objetivo preservar los arreglos que se llevaron a cabo, por lo cual nuestro objetivo es que las empresas de servicio tengan que programar seis meses antes las obras, y solicitar un permiso especial para las emergencias”.

La intendenta anunció que enviará al Concejo un mecanismo sancionatorio para aquellas empresas que no cumplan la norma. En este proyecto se propondrá que ninguna empresa pueda superar los siete días en la reparación de una vereda intervenida.

“Este plan de trabajo viene a dar solución a muchos casos que necesitan una respuesta en el corto o mediano plazo. De esta manera las veredas serán restauradas para facilitar su transitabilidad y el acceso a recorrer la ciudad por todas las personas por igual”, concluyó Borgatello.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF