Vecinos del Sudoeste dialogaron con autoridades sobre las acciones del municipio en sus barrios


El pasado viernes la intendenta Mónica Fein visitó el complejo habitacional de Julio Marc 2035, en el distrito Sudoeste, para participar de la reunión del Consejo Barrial que involucra a los barrios ATE, Las Delicias, San Francisco Solano y San Martín A. Este consejo es uno de los 37 espacios de diálogo permanente entre vecinos y representantes del municipio que funcionan desde el año 2016 en las distintas zonas de la ciudad.

En lo que fue el segundo encuentro del año, los integrantes del Consejo Barrial de la zona 4 dialogaron con la intendenta sobre diversos temas de interés para las diferentes zonas, entre ellos recolección de residuos, mantenimiento de drenajes, avance de la pintura de viviendas de barrio ATE mediante el Plan Abre, obras votadas en el Presupuesto Participativo, regularización del Centro Cultural Las Delicias, propuestas culturales realizadas en los últimos meses y festejos del Día del Niño.

La titular del Ejecutivo local expresó en la ocasión que “la idea de estos consejos es que no sean solo un espacio de reclamos, que obviamente los tomamos, sino que también podamos proponer juntos cosas que mejoren el barrio, porque estamos convencidos que cuando los vecinos participan y se involucran se logran cambios mucho mejores”.

“Por supuesto que los temas más estructurales los tenemos que resolver nosotros como Estado, pero hay cosas que también los vecinos pueden pensar y hacer como ciudadanos, por ejemplo los consorcios que, como lo demuestra la experiencia de otros lugares en los que estamos con el Plan Abre, es algo fundamental para que lleguemos al barrio con intervenciones más efectivas”, explicó Fein.

En este sentido, el secretario General Gustavo Zignado resaltó que “en una zona donde avanzan las obras del Plan Abre se demuestra la importancia de los consejos barriales como el lugar donde el vecino puede plantear al Estado aquello que falta en su barrio, pero también desde donde el Estado puede ayudar a construir esa organización vecinal necesaria para lograr las transformaciones más significativas”.

Cabe destacar que mediante el Plan Abre se están ejecutando trabajos de hidrolavado, pintura y reparaciones varias en edificios, junto con la mejora de la iluminación en el complejo habitacional de barrio ATE donde se realizó la reunión.

Los vecinos valoraron el avance de esas obras al tiempo que manifestaron otras necesidades relacionadas con la mejora del sistema de desagües cloacales y la extensión de líneas del Transporte Urbano de Pasajeros para que lleguen más cerca del lugar.

Ante éstas y otras problemáticas, el plan de intervenciones conjuntas del municipio y la Provincia comprende la formación y el fortalecimiento de la organización de los vecinos mediante los consorcios, entendidos como herramienta genuina para la proyección colectiva de las soluciones integrales que cada lugar requiere.

Además del secretario General, junto a la intendenta estuvieron presentes el subsecretario General de Servicios Descentralizados, Nicolás Cordero; la coordinadora del Plan Abre, Lionela Catalini; y el director del Centro Municipal Distrito Sudoeste, Juan Manuel Ferrer.

Diálogo permanente entre los vecinos y el Estado local Los consejos barriales se plantean como un espacio de diálogo permanente entre vecinos, instituciones y Estado municipal. Son lugares de debate, planificación y toma de decisiones de forma colectiva que se establecen para mejorar los barrios con acciones urbanas y sociales concretas, construyendo así mayor cercanía y transparencia de la gestión.

Desde mayo de 2016, cada rosarino cuenta con un Consejo cerca de su casa del que puede participar cuando lo desee. Para esto, a la clásica división del territorio por distritos, se añadió una subdivisión en áreas barriales, es decir, un conjunto de barrios cercanos que se referencian en un mismo Consejo. Así, los distritos Centro, Norte, Noroeste, Oeste y Sur tienen 6 consejos, mientras que el Sudoeste cuenta con 7.

Los encuentros se realizan cada 6 semanas y se establece una agenda de trabajo para articular y vehiculizar las diferentes problemática que surgen de manera coyuntural para su tratamiento y/o resolución.

Los lugares de reunión se establecen buscando los espacios e instituciones significativas para el barrio como escuelas, vecinales, clubes, comercios y efectores públicos.

Participan regularmente vecinos en forma particular y referentes de instituciones y organizaciones sociales (vecinales, iglesias, clubes, ONG, centros comerciales), representantes de efectores municipales y provinciales que están en la zona (centros nunicipales de Distrito, de salud y de convivencia barrial, escuelas, entre otros) y, cuando el tema a tratar lo requiere, se convoca a otras reparticiones (ASSA, EPE, ministerios).

De los encuentros concretados hasta la fecha se generaron intervenciones urbanas y acciones sociales entre las que se destacan mejoras en espacios públicos, operativos integrales, jornadas de convivencia, de prevención sanitaria y de higiene urbana, construcción de senderos y carpeta asfáltica, y seguimiento de ejecución de obras de gran envergadura.

En las reuniones de consejos barriales también se han desarrollado las asambleas del Presupuesto Participativo. De allí surgieron los vecinos que trabajaron para elaborar los proyectos que en noviembre de cada año son votados por los rosarinos.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF