El Central del Patón arrancó derecho y venció a Banfield


Rosario Central se impuso a Banfield en el Gigante de Arroyito por 1 a 0 con gol de Matías Caruzzo a poco de iniciada la segunda etapa. Tras 17 años, Edgardo Bauza volvió a sentarse en el banco auriazul de Génova y Cordioviola y lo hizo con una victoria. El Canalla fue mejor, ante un Banfield mezquino, que no tuvo llegadas al arco.

El primer tiempo entre Rosario Central y Banfield fue bastante aburrido, entre dos equipos que seguramente, no serán protagonistas de la Superliga, y a los que todo les costará demasiado. Los de Bauza no lograban desequilibrar por afuera con Camacho y Carrizo, Ortigoza estaba bien marcado por el férreo mediocampo del Taladro, y con esto, Ruben y Zampedri quedaban demasiado aislados.

Los de Falcioni <hoy ausente en Arroyito> y reeemplazado por Battaglia no llegaron a Rosario con la idea de atacar y eso quedó bien en claro en los primeros 45 minutos, donde ni siquiera le vieron la cara a Jeremías Ledesma. Recién promediando la primera mitad un tiro libre del Pachi Carrizo exigió a Arboleda, que desvió al corner.

Sobre el final de la primera etapa, el Canalla apretó un poco el acelerador. Un buen cabezazo de Ruben se fue muy cerca cuando el arquero estaba vencido y otro de Zampedri terminó en gol, pero Bettini en evidente offside intentó desviar el balón, no lo logró, sin embargo el árbitro, Diego Abal lo anuló y se fueron a los vestuarios con el marcador igualado en cero.

En el comienzo del segundo tiempo, Central salió mejor parado la cancha y cuando apenas se jugaban nueve minutos, el Colo Gil capturó un rebote al borde del área, puso una pelota exquisita por encima de los defensores que encontró a Caruzzo muy cerca del segundo palo y el defensor central marcó de cabeza el primero y único gol del partido.

Con el resultado a favor, Central se mostró mejor en la cancha, Banfield adelantó líneas, sin orden ni ni ideas, los de Bauza aprovecharon los espacios y el visitante mostró que las ausencias de Bertollo, Kalinski y Cvitanich eran demasiado para este juvenil equipo que solo tenía a Dátolo para intentar jugar.

El ingresado Lioi desbordó por derecha y envío un centro preciso para Herrera, que había reemplazado a Zampedri, que con un derechazo furibundo que Arboleda logró desviar casi aumenta.

Ruben tuvo la suya, faltando poco para el final, pero nuevamente el arquero evitó la conquista, a esta altura merecida. Central obtuvo una victoria trabajosa el Gigante, no le sobró demasiado, pero así será este torneo para el Canalla, carece de figuras relevantes, es un equipo armado para superar lo realizado en el torneo anterior, y si recordamos que salió vigésimo, eso no es demasiado. Además, los equipos del Patón nunca se destacaron por su buen juego, sí por el orden defensivo, algo que hoy mostró con creces, un poco por carencia del rival y otros por mérito propio.





Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF