Familias de barrio Molino Blanco inician trámites de escrituración




Este lunes 13 de agosto se formalizó el primer paso para que 281 familias de barrio Molino Blanco concreten la escrituración de sus viviendas. Vecinos y vecinas de los lotes correspondientes a las manzanas 1, 2 y 3, ubicadas entre Ayacucho, Pje. 525, Colectora Juan Pablo II y Pje. 529, se acercaron hasta las instalaciones del Centro de Convivencia Barrial (Boquerón 639), convocados por el municipio, para presentar documentación e iniciar los trámites a fin de acceder al título de propiedad definitivo.

La intendenta Mónica Fein visitó el barrio de zona sur minutos antes de que se inicie la operatoria y celebró que los vecinos puedan obtener sus escrituras, a una década del inicio de la intervención del municipio allí (2004) a través del Programa Rosario Hábitat, llevado adelante por equipos técnicos y sociales del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat (SPVH).

“Estoy realmente muy feliz de estar acá, venir hoy para empezar a cerrar una etapa en el barrio y cumplir el sueño de la casa propia de todos ustedes”, expresó la jefa municipal y adelantó que el Estado local continuará con otras intervenciones una vez que finalice este proceso. “Vamos a seguir trabajando juntos, vamos a continuar en el barrio”, se comprometió.

Por su parte, el presidente del SPVH, Manuel Sciutto, remarcó que durante todo el mes de agosto, los días lunes, martes y miércoles, de 9 a 12 en el CCB, equipos municipales continuarán atendiendo a los vecinos y recibiendo documentación.

“El proceso de recolección de la documentación lleva alrededor de 3 meses y luego otros 3 o 4 meses de trabajo en escribanía para que pueda entregarse la escritura”, señaló. Cabe destacar que la intervención a través de Rosario Hábitat llevó mejoras y servicios a 807 familias y el mejoramiento de 564 lotes. En total, 232 grupos familiares fueron relocalizados y otros 11 recibieron compensaciones económicas.

Entre los trabajos de infraestructura que se concretaron en el barrio se destacan la apertura de calles, el estabilizado de arterias con carpeta asfáltica, la construcción de unos 5 mil metros de vereda y más de 7 mil metros de cordón cuneta y la colocación de 115 columnas de alumbrado público. Además, se instalaron dos subestaciones transformadores de la EPE, se ejecutaron 5.000 metros de la red de gas y se realizaron obras complementarias para evitar anegamientos ante lluvias intensas, entre otros trabajos.

Como es habitual en este tipo de acciones por parte del municipio, el programa Rosario Hábitat no solo implicó intervenciones urbanas y de obra pública sino también políticas de desarrollo social sustentable. A través del componente Generación de Trabajo e Ingresos (GTI) se desarrollaron tareas de capacitación laboral para jóvenes y para microemprendedores.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF