Gran preocupación en comerciantes por la caída masiva del consumo


Las ventas minoristas de los comercios Pymes finalizaron julio con una caída de 5,8 % frente a igual mes del año pasado (medidas a precios constantes). Según un relevamiento de CAME, acumulan una baja de 3,2 % en los primeros siete meses del año y es la mayor caída anual en 20 meses. Todos los rubros evidencian resultados negativos.

Según un relevamiento realizado por CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) las ventas cayeron 0,8 % (sin desestacionalizar) frente a junio, una baja significativa siendo que julio es un mes donde naturalmente suben empujadas por las vacaciones de invierno.

El mercado de consumo acusó la caída en el poder adquisitivo, y si bien hubo muchas ofertas y liquidaciones, no alcanzó para contener la baja.

El dólar, más quieto, fue un dato positivo, porque evitó que la gente destine su liquidez a comprar divisas, pero las tarjetas cargadas y las pocas oportunidades de cuotas sin interés retuvieron al consumidor.

Las caídas más fuertes por provincias ocurrieron en Salta, Jujuy, Chaco, Tierra del Fuego, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Ciudad de Buenos Aires, con bajas mayores a 10 % en el promedio de los rubros relevados.

Las ciudades de frontera se vieron menos perjudicadas porque el tipo de cambio más alto desactivó compras a países vecinos. Así también, las vacaciones de invierno, donde viajó más gente que el año pasado y gastaron más de $21 mil millones, ayudaron a frenar el impacto negativo.

Pero se notó la menor liquidez en la calle, porque el gasto turístico se orientó a hotelería, gastronomía, transporte, cultura o recreación, postergándose para ello las compras de bienes como indumentaria, electrodomésticos, calzados, muebles y otros rubros, donde las bajas en las ventas fueron acentuadas. 

En julio sólo el 23,2 % de los comercios consultados tuvo alzas anuales en sus ventas (en junio 24,3 %, en mayo 25,8 % y en abril el 32,8 %).

En cambio, el 69,1 % tuvo variaciones negativas y el 7,7 % se mantuvo sin cambios. Para los próximos meses el panorama esperado por los comercios no es muy alentador.

Sólo el 37,5 % de los empresarios consultados cree que las ventas repuntarán, mientras que el 37,3 % no espera cambios y el 25,2 % sostiene que continuarán cayendo. En julio hubo varios agravantes para la actividad comercial. Uno fue el incremento en la venta ilegal en todo el país.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF