La EPE aplicó nueva tecnología para detectar conexiones antirreglamentarias en Rosario


La Empresa Provincial de la Energía (EPE) realizó este martes un operativo antifraude en el norte de la ciudad de Rosario, para verificar la correcta medición de la energía suministrada, objetivo planteado por su Directorio para disminuir las pérdidas no técnicas.

En las tareas, desarrolladas en zona de Superí y Molina, personal del área control de pérdidas, utilizó una nueva tecnología, denominada barioscopio, para auditar el interior de los caños de las conexiones domiciliarias.

Este equipamiento permite verificar que no existan conexiones clandestinas ocultas y contrasta el funcionamiento de los medidores con instrumentos patrones de uso en calle, para evitar el desarme del medidor y detectar el mal funcionamiento del mismo.

Un boroscopio es un endoscopio que cumple la misma función que los correspondientes dispositivos médicos, pero que se aplica especialmente en talleres y en la industria automotriz, naval y aeronáutica, para inspeccionar zonas inaccesibles, como el interior de motores, turbinas, máquinas e instalaciones.

El presidente de la EPE, Maximiliano Neri, afirmó que “tenemos que hacer una empresa más eficiente entre todos, al tiempo que insistió sobre la trascendencia que la gente nos acompañe, aportando información”. Neri recordó que “cuando se encuentra un domicilio con una conexión directa, además de la sanción económica, el propietario podría afrontar una denuncia ante el Ministerio Público de la Acusación y las consecuencias legales del proceso”.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF