Llega el titular del Pentágono a la región "para hacerle frente al terrorismo y el narcotráfico"


En el marco de su gira regional, el presidente del Pentágono, James Mattis, llegará a la Argentina este martes 14 de agosto para afianzar las relaciones militares con los países de Sudamérica y "hacerle frente al terrorismo y al narcotráfico". “El objetivo es ser socios de otros militares en la región, algo muy transparente. Buscamos una sociedad de mutuo beneficio”, adelantaron fuentes cercanas al secretario de Defensa de Estados Unidos.

La gira comenzó por Brasil, en donde pasará por Brasilia y Río de Janeiro para después volar hasta Argentina en donde su única actividad oficial será una reunión con el ministro Oscra Aguad. El miércoles ya estará llegando a a Chile desde donde más tarde saldrá para Colombia e donde finalizará su gira.

Uno de los temas centrales de esta histórica visita, la primera vez en que alguien de esa cartera llega a Argentina, será la creación de un “sistema colaborativo” para la lucha contras las nuevas amenazas del terrorismo internacional y el narcotráfico.

Desde Estados Unidos remarcan la necesidad del intercambio de datos e información de inteligencia para hacerle frente a la amenaza. Antes de llegar a destino, Mattis elogio a los países sudamericanos por respetar “los derechos humanos, las leyes y las relaciones pacíficas entre vecinos”.

Sin embargo reconoció que “una de las razones de este viaje es asegurarnos de que aquellos que son democráticos, que creen en esos valores fundamentales, son conscientes de que cuentan con un socio en el plano militar” ante aquellos que no cumplen con las normas, haciendo referencia a la situación de Venezuela, otro tema a tratarse junto con la cooperación de las fuerzas de paz y el auxilio ante catástrofes naturales.

La llegada del funcionario coincide con la decisión del presidente Mauricio Macri de trasladar a efectivos de las Fuerzas Armadas a las fronteras con la intención de contrarrestar la ruta del narcotráfico creada en ese lugar. Otro de los motivos del viaje de Mattis a Sudamérica es la creciente influencia de China y Rusia, sus principales enemigos, en el área.

“Se han visto poderes externos actuando en Latinoamérica”, admitió Mattis pero remarcó que no las interpreta como un ataque a Washington ya que esas “son decisiones soberanas tomadas por Estados soberanos”.

“Existe más de una manera de perder soberanía en este mundo… puede deberse a países que llegan con regalos o prestamos”, continuó señalando y haciendo referencia a las inversiones chinas en Latinoamérica.

“No queremos ver a los países recibiendo grandes prestamos que luego no pueden pagar y pierden soberanía política”, señaló. Se espera que para finales de noviembre el mismo Donald Trump viaje hasta Argentina en el marco de la cumbre del G-20.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF