Ordenaron reforzar la seguridad de José López en la cárcel de Ezeiza


“Lo que voy a explicar ahora es la verdad: ese dinero no es mío, es de varias personas vinculadas a la política”. Eso declaró el viernes José López en el juicio en su contra por enriquecimiento ilícito. Por esas y otras palabras, el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 le ordenó al Servicio Penitenciario Federal (SPF) que reforzara la seguridad del exsecretario de Obras Públicas en la cárcel de Ezeiza.

López afirmó que los U$S 9 millones en bolsos que intentaba esconder el 14 de junio de 2016 en un convento de General Rodríguez se los habían entregado tres desconocidos.

Antes de retirarse de Comodoro Py, el exsecretario de Obras Públicas aseguró que temía por su integridad física y por la de su familia al insistir una y otra vez que esos millones no le pertenecían a él ni a su esposa e hijos.

Los guardiacárceles de Ezeiza trasladaron al pabellón de máxima seguridad al ex vicepresidente Amado Boudou luego de que el TOF 4 lo condenó a cinco años y seis meses por intentarse quedar con Ciccone Calcográfica.

En ese pabellón Boudou se reencontró con su amigo, José María Nuñez Carmona, también sentenciado por el caso de la “máquina de hacer billetes”, López, y el exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime.

 Allí también está alojados el dueño del Grupo Indalo, Cristóbal López, el exjefe de la Uocra La Plata, Juan Pablo “Pata” Medina, y el exintendente de Itatí, Natividad Terán, detenido por narcotráfico. Todos ellos están bajo el Sistema de Intervención para la Reducción del Índice de Corruptibilidad (IRIC) para evitar que, por su influencia política o poder económico, corrompan a los guardicárceles.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF