Sectores gastronómicos de la ciudad son un fiel reflejo de la crisis económica actual


En el sur de Santa Fe desde el 2016 se perdieron 1.200 empleos. Entre un 10 y 15% de los bares y restaurantes de Rosario están en venta. En los últimos seis meses la actividad tuvo un retroceso de 25%. Cada vez son más los empresarios que abandonan el sector, agobiados por las altas tarifas y la poca clientela. En la mayoría de los restaurantes no se renuevan las mesas, algo que antes pasaba entre dos y hasta tres veces por turno.

El titular de la Cámara de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de Rosario, Carlos Meliano, se refirió a la situación de los bares y restaurantes de la ciudad. “La gente en cuanto al poder adquisitivo no se ha recuperado y eso a nosotros nos golpea”, destacó y señaló que “el aumento en las tarifas y la inflación hacen un combo explosivo”, señaló a un medio radial local.

"Nosotros ya no cobramos el precio de lo que se consume a los comensales, les cobramos el precio que nos cuesta mantener el negocio abierto, nuestros márgenes de ganancia se achicaron, trabajamos con menos personal, incluso en ocasiones resentimos la atención al cliente", aseguró. 

Si bien por el momento no hay cierres masivos, sí se registra un inusual cambio de dueños de los negocios. Ex empleados de empresas de las que han sido despedidos, con el dinero recibido por la indemnización compran llaves de locales con precios exorbitantes, se meten en un buen negocio en el peor momento, que además requiere de mucho conocimiento del rubro, y la mayoría de ellos termina cerrando sus peurtas al poco tiempo.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF