Esta semana, los cuadernos no pudieron tapar al dólar


Fue una semana frenética para el billete estadounidense en la Argentina. Ni el resonante caso de los cuadernos Gloria (o en realidad sus fotocopias) que destapó un entramado de corrupción del Gobierno anterior pudo reemplazar las tapas de diarios y portales Web que no tuvieron otra alternativa que hablar del dólar, ante la escalada sin límites y la consecuente devaluación de la moneda.

Con algunos esfuerzos extraordinarios del Banco Central, el Gobierno logró torcer la tendencia recién el viernes, cuando logró bajarlo de $40 a los que había llegado y lo mantuvo en $38. Pero esto no persistirá. El FMI le prohibió al Gobierno seguir dilapidando recursos para contener el avance de la moneda norteamericana. Agosto cerró con un 35% de devaluación y los salarios se hicieron añicos frente a semejante descalabro económico.

La pérdida de fuentes laborales producto de la crisis y la recesión no dan tregua, y aún aquellos negocios que persisten en el intento, vieron menguadas sustancialmente sus ganancias por falta de precios acordes con el poder adquisitivo de la gente. Menor actividad, menor empleo, menos consumo, inflación, recesión y pobreza.

Cambiemos elaboró un manual para explicar la crisis que vivimos los argentinos, y ayer todos los ministros que pasaron por la quinta presidencial de Olivos accedieron a dossier que repetirán hasta el hartazgo. "No dimensionamos la magnitud del daño de la década pasada, veníamos bien pero pasaron cosas, y estamos en el camino correcto para solucionar problemas de hace 70 años", son algunas de las frases que se escucharán casi al unísono, replicadas por los centenares de 678 de los que dispone el Gobierno macrista.

Pero se viene el ajuste. Dujovne anunciará mañana una serie de medidas que incluye reducción de estructuras ministeriales y recortes de la estructura estatal, además de retenciones al campo y otros recortes nunca bien vistos por la población. Quizás el Gobierno pierda el apoyo incondicional del campo, que producto de la cotización del dólar vio crecer sus ganancias exponencialmente. "por mi que siga subiendo", decía una coqueta señora ayer en la farmacia, comentando la implicancia que tenía la nueva cotización y sus ganancias producto de la cosecha de soja.

Cristina Fernández fue citada a declarar por Bonadio para que no se olvide que está bajo la lupa de la corporación judicial que apunta a juzgarla en primera instancia antes de fin de año. El polémico juez que junto al fiscal Stornelli la acorraló política y judicialmente la procesará y pedirá su desafuero al Senado de la Nación, y ahí sólo su enemigo Pichetto podrá salvarla de los estrados judiciales. Si bien el rionegrino anticipó que no es proclive a esa destitución, los poderes mediáticos se posicionarán sobre él, y finalmente claudicará a sus principios.

El plan final incluye que ella no pueda ser candidata en 2019, tal cual se hizo con Lula Da Silva recientemente en Brasil. Esto provocaría una diáspora en el peronismo, la convulsión que provocaría  una posible exclusión de CFK del escenario electoral sería algo difícil de digerir para el peronismo, que tiene en Cristina su principal espada, pero también su principal escollo, con un piso asegurado del 30 o 35% de los votos y un techo demasiado cercano a ello.

Sólo el descalabro económico del Gobierno y el consecuente malestar de la mayoría de la población que vio cómo se le escurrían de entre sus manos los recursos económicos con el correr de los meses resucitaron a la oposición que aún debate como encarar el 2019. En el amplio abanico de posibilidades que ofrece el siempre combativo PJ, no hay que descartar nada, porque como dice el dicho, cuando más parece que se pelean se están reproduciendo.

La imagen de Macri está sumamente deteriorada y lo estará más en 2019, luego del ajuste que se viene. Dujovne tirará la bomba mañana e irá a mostrar las esquirlas a Estados Unidos, donde lo esperan los directivos del Fondo Monetario Internacional para aprobar nuevos desembolsos. La promesa de reducción del déficit a cero aplastó a la promesa de pobreza cero, un slogan de campaña de Cambiemos que difícilmente puedan volver a  mostrar el año próximo.

Así la semana transcurrió frenéticamente entre el riesgo país que llegó a niveles que no tocaba desde el 2001, el 35% de devaluación del peso sólo en agosto, la abrupta caída de las acciones argentina en la bolsa de Nueva York, posibles cambios en el Gabinete, reducción de ministerios, y hasta la pérdidas de valores de referencia de algunos productos, el retaceo de mercadería por parte de mayoristas, algo impensado hace apenas tres o cuatro meses.

La semana que vivimos en peligro dejó profundas grietas en la población. Hasta se dieron algunos robos masivos <casi saqueos> en algunas provincias que los medios afines se encargaron de ocultar. La situación social es cada vez más angustiante, y por eso en el paquete que se anunciará se incluirán algunas medidas de refuerzo para evitar consecuencias no deseadas por nadie.

El economista Alfredo Zaiat, brindó una conferencia hace algunos días en la ciudad, invitado por Empleados de Comercio y consultado sobre que nos separaba del 2001 dijo. Dos cuestiones. La Asignación Universal por Hijo y las jubilaciones por moratoria previsional <que Cambiemos amenaza con suspender>. Al menos los chicos tienen un plato de comida para alimentarse y los viejos acceden a unos escasos $8.500, sin los cuales sería imposible su subsistencia. Si esto no sucediera, la gente sale a la calle...y no le importan las consecuencias.


Fernando Viglierchio
Especial para RosariNoticias                     

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF