Fallo local a favor para las madres que solicitaron cultivo de cannabis medicinal


En julio ocho madres presentaron un amparo con el patrocinio de Gabriela Durruty y Jésica Pellegrini ante la justicia federal para no ser criminalizadas por el autocultivo de cannabis medicinal para tratar a sus hijos y ayer a la tarde se emitió el fallo favorable. Un caso que sienta precedente a nivel nacional. El juzgado federal N° 2 a cargo de la jueza Sylvia Aramberri se pronunció a favor de la medida cautelar presentada por ocho madres que solicitaron no se las penalice por el tratamiento que brindan a sus hijos con cannabis.


Se trata de un fallo inédito que sienta un importante precedente a nivel nacional en dos aspectos, por un lado por tratarse de un amparo presentado de forma colectiva, y por otro, porque da cuenta del acompañamiento médico y psicológico realizado por la Asociación de usuarios y Profesionales para el Abordaje del Cannabis (AUPAC) en conjunto con la Facultad de Ciencias Médica, y Bioquímicas y Farmacéuticas que realiza las cromatografías del aceite.

En el texto, se reconoce la viabilidad del tratamiento realizado para diferentes patologías, y la evolución favorable de cada uno de lxs niñxs. Un gran avance en el marco de una ley nacional que hasta el momento sólo habilita la utilización del cannabis en los supuestos de epilepsias refractarias y que no incorporó al texto de dicha ley el autocultivo.

Asimismo, producto de la declaración testimonial de la Dra Sofia Maiorana (AUPAC) y Santiago Galicchio (especialista en neurología intanfil) se reconoce que el Estado no está produciendo aceite de cannabis en la actualidad, “incurriendo en una situación de omisión por parte del Estado que legitima la conducta de las amparistas, quienes ante la urgencia en atender las patologías de sus niños, se han visto forzadas a obtener la medicación por otra vías ajenas al resorte Estatal”.

En tanto, la letra del fallo indica “habilitar el cultivo de cannabis en los respectivos domicilios de las amparistas, en la esfera de la intimidad y a resguardo de terceros, con fines de consumo medicinal para sus hijos menores con la rotación de cepas necesaria y que resultan ser indispensables para una correcta atenuación de las patologías que sufren cada uno de los niños”.

Erika Melina Rojas, quien perdió lamentablemente a su hijo en el trayecto, Carina Soledad Prieto, Amalia Luciana Rita Angelicola, Natalia Elina Porcile, Natalia Teresita Mola, Natalia Noelia Kaliroff, Fernanda Daniela Masin y Susana Constantini, dieron un enorme paso adelante en la defensa de la salud de sus hijxs.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF