La ONU emitió un duro informe sobre la seguridad alimentaria que atraviesa el país


En la antesala a la disertación que dará el presidente Mauricio Macri en la Organizaciones de la Naciones Unidas, Hilal Elve, relatora Especial sobre el Derecho a la Alimentación, emitió un duro informe sobre la seguridad alimentaria que atraviesa el país. El trabajo marca un aumento de la pobreza y advierte que cuatro millones de personas tienen problemas de alimentación.

“Durante la visita observé un aumento en la cantidad de personas que van a los comedores comunitarios o que se saltean una comida, y niños/as que se ven obligados a depender de los comedores escolares para tener su comida diaria”, indica Elve en sus observaciones preliminares.

La funcionaria de la ONU estuvo presente en el país del 12 al 21 de septiembre, donde recorrió el Chaco, la isla Maciel (Avellaneda) y el gran La Plata. “El sector agrícola representa un poco menos de 10 por ciento del producto bruto interno. La Argentina es líder en la producción de soja, cereales, hortalizas, miel, limones, carne bovina y aceite de girasol, y produce suficientes alimentos para alimentar a sus 42 millones de habitantes”, afirma el trabajo.

Además marca que nuestro país produce alimentos para 450 millones de personas, sin embargo, cuatro millones tienen serios problemas de seguridad alimentaria. El texto preliminar indica también que se espera un aumento de la pobreza: “Desde fines del año pasado, y en paralelo con la crisis económica, los índices de pobreza comenzaron a aumentar a un nivel alarmante, lo que afecta principalmente a los/as niños/as. Se prevé un incremento de la pobreza en 2018 en comparación con 2017, debido principalmente a la crisis económica y a la caída del peso”.

Hilal Elve destaca el trabajo que realizan los productores frutihorticolas del Gran La Plata, a las que considera "increíbles prácticas agroecológicas”, y afirma que es necesario expandir esa forma de producción en todo el territorio nacional.

En otro apartado indica que “un estudio realizado por la Universidad Nacional de La Plata determinó que la mayoría de la población consume frutas y hortalizas que han sido fumigadas con agrotóxicos. La exposición a plaguicidas puede tener efectos muy peligrosos para la salud de los seres humanos, en especial para niños/as y mujeres embarazadas que son más vulnerables”.

“Es importante poder mantener la paz social y reunir a un grupo de expertos -sin importar su ideología- a fin de encontrar una solución adecuada, sostenible y justa para todos. Se deberían propiciar esfuerzos para reformar el sistema tributario actual, reestructurar las instituciones gubernamentales, y reorganizar soluciones efectivas para la protección social”, dice en sus conclusiones.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF