Sombrío panorama de los comercios de la ciudad

Incrementos alejaron a los consumidores de los supermercados
El panorama en los supermercados de la ciudad es desolador. La foto podría parecer de un día en que el establecimiento estuviera cerrado, pero no, pertenece a las 12 del día de ayer, en una sucursal céntrica de la firma Coto. La caída del consumo es pronunciada y la pérdida del poder adquisitivo del salario se hace sentir fuerte en los bolsillos de los rosarinos, que han dejado masivamente de consumir y sólo compran aquello que les resulta imprescindible.

Llenar un changuito en un supermercado ya es una utopía difícil de cumplir. Hoy las mini compras se imponen sobre los grandes pedidos, y la gente va buscando precios de oferta, optando por segundas o terceras marcas. La inflación del INDEC del 3,9% del mes de agosto no parece reflejarse en la mayoría de los productos de la canasta básica, que subieron entre el 20 y el 30% en la mayoría de los casos.

No sólo el rubro de supermercados está seriamente afectado. Comerciantes de calle San Luis referían los otros días consultados sobre el intempestivo cierre de cinco tradicionales locales comerciales y señalaban que en los próximos días harán lo propio al menos tres firmas textiles más. También medios locales mostraban esta semana las persianas bajas de locales de la calle Mitre entre Córdoba y Santa Fe, donde cinco de ellos decidieron cerrar sus puertas.




Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF