Sombrío pronóstico de Melconian sobre el futuro de la economía nacional


Carlos Melconian realizó un durísimo informe sobre el futuro económico de la Argentina. Es que el extitular del Banco Nación no solo explicó cuáles fueron los problemas que heredó Cambiemos, sino también los errores que tuvo la gestión macrista, el acuerdo con el FMI, el "plan perdurar" y hasta estimó la inflación escalaría a casi el 46%, en el peor de los escenarios. Es por eso que sentenció que "el programa económico original del gobierno fracasó".

En un informe realizado por MacroView S.A, el economista comienza relatando los 4 problemas "heredó" Cambiemos al llegar al Gobierno.

Según explica, la Argentina tenía "un déficit fiscal primario con un gasto público gigantesco", la cual no podría licuarse "con crecimiento económico ni con inflación moderada", sino con "una crisis “inflacionaria” con altísimo costo social" y un "récord de presión fiscal al sector privado".

Además, contaba con "un déficit externo muy difícil de corregir 'por las buenas'"; un "set de precios relativos 'ridículo'", por las tarifas de servicios y transporte congeladas; y "una estanflación arraigada", ya que durante 10 años contaba con un "piso de inflación de 25% anual promedio" y un "PBI estancado". Sin embargo, ante este escenario, Cambiemos incurrió en 5 errores.

Según explica el escrito, el primero de ellos fue la unificación cambiaria y la salida del cepo; ya que este hecho aceleró la inflación; disparó la demanda de dólares y generó una oferta volátil y especulativa. Además, hubo un financiamiento con dólares del déficit en pesos, con lo cual hubo una mayor necesidad fiscal, aumentó la tasa de interés y el dólar quedó "bajo".

Además, apuntó contra las "metas de inflación irrealistas" que no fueron comparables con las metas fiscales, y subestimaron la acumulación de las Lebacs, una herramienta que Melconian califica como "velociraptores" y "sobre llovido mojado, aparecieron los “indoraptores” (LETES)", destacó. Por último aseguró el Gobierno subestimó las "necesidades fiscales tan altas", donde apunto a la reparación histórica y la baja de las retenciones, entre otras medidas.

De todas maneras, tal y como lo dijo en otra oportunidad, se refirió al "Plan Perdurar", que define como "un tránsito a la reelección sin que sobre nada (“con lo justo”)", el cual representa como un triángulo donde en el vértice político destaca “Que no aparezca nadie enfrente”, en el económico asegura que haya un progreso mediocre con respecto a 2017; y que en el financiero se "mantenga el financiamiento externo del gradualismo".

Pero contaba con "tres 'agujeros': el déficit fiscal del tesoro, que dependía del humor de los mercados de deuda privados; las Lebac del BCRA, que estaba atado a los tenedores de esta herramienta; y la demanda de dólares, que dependía de los capitales", siendo que cada uno de estos tenía una necesidad de 30 mil millones de dólares. Pero tras "el cambio de humor" de éstos, "el gobierno recurrió al FMI".

Por lo cual resume la situación actual con una suerte de fórmula: "Conclusión: herencia + malas respuestas + cambio de portafolio = pérdida de reservas = FMI". Es por eso que explica que pasaron del Plan A, que calificó como "don't worry be happy" y "this time is different"; establecido en “Planillas Excell de los CEO”, súper-optimismo del BCRA, crecimiento económico “todo lo puede”, endeudamiento “ilimitado” y capitales golondrina “nunca se van a ir”; al Plan B con "un baño de realismo" y "pechuguita de pollo con/o puré de calabaza".

Siendo que en este nuevo panorama existe una "disyuntiva: cumplir a rajatabla el programa aunque debilite el proyecto de reelección versus no cumplir a rajatabla para mantener chance electoral aun aumentando la incertidumbre económica", que obligó a que mute el "plan perdurar", donde sus vértices ahora son, en política, se pregunta "si los cuadernos sacarán definitivamente a Cristina Kirchner de la cancha", en el económico no hay resultados, y en el financiero destaca que el FMI suple los mercados.

Asimismo, en otro tramo del informe asegura que "no hay hoja de ruta" y resalta que la "tranquilidad cambiaria "en serio" no es con el Gobierno vendiendo dólares, ni con la tasa de interés en 60% anual". Es más, Melconian plantea 3 escenarios posibles en cuanto a la inflación. El más "beneficioso" establece que haya un incremento del 3% mensual hasta fin de año y la ubica en el 40%, el que está en medio, con un 3,5%, la establece en el 43%.

Mientras que en el peor de ellos, con un aumento mensual del 4%, estaría en el 45,7%. Es por eso que en la síntesis final sentencia que "el programa económico original del gobierno fracasó", el "primer Acuerdo con el FMI no generó los resultados esperados (por el gobierno y por el FMI)" y que aún existen tres frentes: financiamiento del gobierno, desbalance del mercado cambiario y los "LETES y LEBAC".

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF