Alquileres para el verano tendrán un aumento promedio del 30%


Los gastos de alojamiento turístico en la próxima temporada de verano tendrán un aumento del 30% promedio en un escenario de recesión económica con alta inflación. Hay varios factores que incidirán en la formación de los precios y tarifas para el verano, en lo que podría ser una buena temporada para la Costa Atlántica y otros destinos nacionales en detrimento del turismo emisivo.

Pero, tampoco será una fiesta para quienes tienen su actividad económica atada al turismo interno: la recesión le pondrá límites a la actualización de precios porque la gente se cuidará más y, por ello, gastará menos.

En ese sentido, el margen de rentabilidad de quienes trabajan con el turismo mostrará un retroceso, porque sus costos sí aumentaron al ritmo de la inflación, que cerrará 2018 en el 45%, según las previsiones más optimistas.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF