La provincia aportará fondos para el transporte, pero una nueva suba "será inevitable"


El gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, admitió que con la quita de subsidios nacionales al transporte “será inevitable” una nueva suba del transporte. “Las provincias trataremos de hacer algún esfuerzo para cubrir alguna parte de esos subsidios, pero va a ser imposible cubrir la totalidad”, sostuvo el mandatario en una semana donde el precio del boleto en Rosario escaló hasta los 18,28 pesos.



Mientras el costo real del boleto es de 20,31 pesos, el municipio busca estrategias para no seguir trasladando el aumento de costos al usuario.La provincia de Santa Fe dejará de recibir 600 millones de pesos en subsidios al gasoil y más de 2300 millones de pesos directos al sistema.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF