Central y Colón igualaron 1 a 1 en Arroyito


Rosario Central y Colón de Santa Fe empataron 1 a 1 en el Gigante de Arroyito en un encuentro correspondiente a la décimo primera fecha de la Superliga argentina de fútbol. Los goles del encuentro fueron convertidos por Correa y Herrera, uno en cada tiempo. Rapallini, de mal arbitraje, ignoró un claro penal de Ortíz al Chaqueño.

Central mostró más ganas que fútbol en la primera mitad, ante un Colón cauteloso, que metía presión sobre los volantes y apostaba a una contra. Camacho y Carrizo por los laterales no lograron lastimar y Herrera y Lovera no podían hacerse de la pelota. Más allá de tener más el balón, casi siempre pasaba pasaba por los pies de Ortigoza y Gil, que le dan salida prolija, pero no vértigo ofensivo.

Un cabezazo de Herrera, tras un centro de Parot, y un remate de Camacho podrían anotarse como los avances Canallas con cierto peligro en la primera etapa. El visitante también tuvo dos, y en la primera facturó. El chileno quiso salir tirando caños, fue presionado por dos rivales, y Zuculini le ganó la pelota en la salida, alargó para Correa, que dejó en el camino a Ortiz de caño y definió ante la salida de Ledesma.

Con el resultado en contra, Central trató de emparejar, cambió de carril a sus laterales, Carrizo y Camacho, Ortigoza trató de jugar algunos metros más adelante, pero nada cambió. Lovera perdía en cada ocasión que la pelota le llegaba y todo se hacía cuesta arriba ny el Chaqueño estaba aislado, bien marcado de cerca por los centrales. Ortíz pifió insólitamente la pelota y Correa tuvo el dos a cero en sus pies, pero esta vez, Ledesma ganó el duelo.

En la primera parte de la segunda mitad Central quemó las naves y gastó lo poco que le quedaba de resto físico tras jugar tres partidos en siete días. Con el resultado abajo, la pelota comenzó a transitar los terrenos de Burián. Ortigoza se hizo del balón, y comenzó a distribuir juego. Herrera se movía por todo el frente de ataque y comenzaba a preocupar a la última línea sabalera.

Rapallini se convirtió en protagonista, ignoró dos penales a Herrera, el segundo muy claro, de Ortiz, la repetición de la televisión dejó en claro que el jugador santafesino apoya las dos manos sobre la espalda del goleador y lo empuja. En el primero lo habían frenado con el brazo arriba.

Tras un centro de Bettini, Herrera ganó en lo alto y metió un cabezazo que Burián llegó a desviar, la pelota se estrelló en el palo. Central repitió la fórmula del jueves, el Colo Gil metió un córner preciso y el Chaco la mandó al fondo del arco, esta vez de cabeza. 

Después Central sintió el esfuerzo físico y se quedó sin piernas para poder seguir buscando. Colón dispuso de al menos tres situaciones claras para llevarse la victoria de Arroyito, la más clara de Correa, que mano a mano con Ledesma no pudo aprovechar su oportunidad. Rapallini decoró su mal arbitraje impidiéndole a Central ejecutar el tiro del final cuando habían pasado 4' segundos del tiempo adicionado.




Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF