Comedores provinciales duplicaron los menores que reciben asistencia alimentaria


Las familias cada vez con menos recursos acuden a las escuelas para que los chicos puedan cumplir con las comidas necesarias del día. La devaluación de los salarios y la inflación han provocado que la cantidad de niños que se acercan a las instituciones que ofrecen copa de leche o un almuerzo crezca considerablemente en los últimos tiempos.

Así lo expresó la directora de la escuela 1380 Roberto Fontanarrosa, Mónica Roberts, quien trazó un crudo diagnóstico de la situación social en los barrios humildes de la ciudad y particularmente de lo que observa en la institución en la que trabaja.

"Con esta crisis se ve que las necesidades cada vez son más grandes", dijo la vicedirectora de la escuela ubicada en Circunvalación y Rouillon e indicó que un tiempo atrás la escuela pedía copas de leche para todos los chicos pero algunos decidían no ir, por lo tanto sobraba. Pero agregó: "Hoy no alcanza para todos los que tenemos, que cada vez son más".

Producto de esta situación, la docente indicó que el número de chicos que asiste a los comedores es prácticamente el doble de la que asistía el año pasado: "la comida de la noche de los chicos es casi nada porque a la mañana vienen desesperados por desayunar", enfatizó.

Lo que, en consecuencia, se suma a las carencias de las cantidades es la baja calidad de los productos, lo cual preocupa especialmente a las docentes: "Ahora por ejemplo te mandan guisos, con trozos de carnes cada vez más chicos y mas grasosos, tres veces por semana", indicó Roberts. En ese sentido, la vicedirectora de la escuela 1380 indicó que "no se cocina lo que deben comer sino lo que alcanza con la plata".

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF